Verratti se ríe del Barça (y a lo bestia)

stop

La nueva estrategia del jugador le pone bajo sospecha

La "nueva estrategia" de Marco Verratti le pone bajo sospecha en el FC Barcelona | EFE

03 de julio de 2017 (13:02 CET)

Era uno de los objetivos prioritarios del FC Barcelona para la próxima temporada. De hecho, aún lo es. Marco Verratti es el primer jugador marcado en rojo en la lista de futuribles del club blaugrana.

Ya el año pasado sonó con fuerza para recalar en el Camp Nou. Unos rumores que cobraron mucha fuerza después de la eliminatoria de la Champions League que esta temporada enfrentó a los franceses y a los catalanes.

Se deja querer

Con la llegada del mercado estival, Marco volvió a las portadas de los diarios deportivos y a encabezar los rumores sobre los fichajes que tiene previstos el equipo culé para el próximo año.

No ajeno a todo ello, el jugador alimentó las voces que le colocaban en la ciudad condal fotografiándose con un ejemplar del Mundo Deportivo en cuya portada aparecía él mismo, con un mensaje que aseguraba que Verratti había dicho "sí" al Barça.

Pero la cosa fue a más. A los pocos días saltó la noticia de que el centrocampista había decidido no presentarse a la primera convocatoria de Unai Emery de la nueva temporada del conjunto galo.

Sin embargo, todo se ha convertido en una bomba de humo con la información que este lunes publicó MD, en la que aseguran que el italiano finalmente sí regresará a los entrenamientos con el equipo de la capital francesa.

Con el rabo entre las piernas

Según explica el rotativo, el futbolista habría decidido cambiar de estrategia  e intentará convencer a los responsables con buenas palabras. La noticia apunta a que el futbolista habría decidido limar asperezas con los responsables del PSG con tal de que se presten a negociar con el FC Barcelona por su traspaso.

No obstante, la "nueva estrategia" de Verratti le pone bajo sospecha. Su plan podría llevar otro camino. Y es que los culebrones con este argumento acostumbran a terminar con un contrato de crack para el jugador, mientras que los clubes no acostumbran a aflojar en sus pretensiones. ¿Es lo que estará buscando el jugador?

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad