Valverde está muy preocupado por los problemas de Piqué en el Barça | EFE

Valverde está detrás de la jugada a Piqué en el Barça

stop

El técnico culé mantiene su idea inicial

11 de agosto de 2017 (16:27 CET)

Ernesto Valverde y Gerard Piqué están manteniendo una Guerra Fría que hasta el momento está ganando el central azulgrana.

El entrenador vasco reclamó nada más aterrizar en la ciudad deportiva del FC Barcelona que incorporaran a un nuevo central a su proyecto.

Con Piqué desconectado a tramos de la temporada y Javier Mascherano ofreciendo un rendimiento inferior al de temporadas anteriores, Valverde quería un defensor de garantías.

A Jerémy Mathieu lo defenestró tan rápido como pudo, y espera poder hacer lo mismo con Marlon y Thomas Vermaelen. Ninguno de ellos convence como cuarto central de la plantilla.

La última intentona del técnico

Las primeras peticiones de Valverde fueron Laporte y Marquinhos, pero ante la negativa de sus respectivos clubs a venderlos, el Barça se fijó en Iñigo Martínez.

El jugador txuri-urdin estaba en la puerta de salida de la Real Sociedad, y repentinamente se ha bloqueado su contratación. El motivo, que su fichaje pondría en jaque la posición de Piqué y relegaría a Mascherano a un papel residual.

Piqué mostró su malestar a la directiva y el fichaje de Iñigo Martínez ha caído en el olvido, pero Valverde no piensa desistir. Ha pedido a la dirección deportiva que reactive la llegada de Yerry Mina.

El central colombiano tiene un preacuerdo con el Barça para incorporarse en enero del año que viene. Acaba de sufrir una lesión que le tendrá parado un mes, pero Valverde quiere que sea jugador azulgrana cuanto antes.

El Txingurri no quiere que llegue enero y la directiva decida pausar su incorporación a la próxima temporada. Está dispuesto a sumarle competencia a Piqué desde el minuto uno y ganar su particular batalla con el defensa.