Ernesto Valverde mira al futuro  | EFE

Valverde ataca un fichaje de Zidane (“Lo quiero en el Barça”)

stop

El técnico vasco se la juega al Real Madrid

07 de noviembre de 2017 (12:25 CET)

No podía haber empezado mejor. Ernesto Valverde lleva a penas cuatro meses como técnico del FC Barcelona y el equipo va como un tiro. Primero en Liga y con la clasificación para los octavos de la Champions casi hecha.

Si bien el juego no es espléndido, las victorias no paran y el equipo está en racha. Pero el buen inicio de temporada no tapa un problema y grave en las filas del Barça. La defensa.

En concreto, los centrales. Tan sólo Gerard Piqué y Samuel Umtiti están al nivel necesario para jugar. Mascherano, que sabe que esta será su última temporada en el club, pasa más tiempo en el banquillo que en el campo y Valverde lo tiene como tercer central. Y qué decir de Thomas Vermaelen. El belga no cuenta para el técnico que sólo le hizo jugar en el partido de Copa ante el Murcia. Nada más.

Es por eso que Ernesto y Bartomeu buscan con urgencia un central de garantías para incorporarlo cuanto antes. Cierto es que el club ya tiene atado a Yerri Mina y sólo falta decidir si el colombiana vendrá en enero o en junio, pero hay un nuevo nombre que está sonando con fuerza.

Matthijs de Light, un central que juega en el Ajax de Ámsterdam. De hecho el Barça no es el único que le sigue. Sin ir más lejos el Real Madrid con Zinedine Zidane a la cabeza también va a ir a por él. Florentino lo tiene en su agenda y ya ha contactado con el entorno del jugador.

Pero el Barça se ha metido de por medio. Con tan solo 18 años De Light ya es titular indiscutible en el equipo más fuerte de la Liga holandesa. No es moco de pavo. Eso, unido a que juega en el Ajax desde que era un niño y se ha empapado de la filosofía de juego de toque muy parecida a la de conjunto azulgrana son dos motivos suficientes para que Valverde le siga la pista y ya le haya dicho a su presidente que “lo quiero en el Barça”.

Urgente

Y es que Ernesto no quiere estar otro año más con tan solo dos centrales potentes a su disposición. Sin ir más lejos, el pasado verano el Txingurri movió hilos para fichar a Íñigo Martínez. El club lo tenía todo cerrado con el jugador pero a última hora Leo Messi frenó la operación.

La llegada de Martínez hubiese supuesto aún menos minutos para un Javier Mascherano al que Messi quiere en un buen estado de forma de cara al Mundial de Rusia.

Pero eso no volverá a pasar. Valverde quiere sangre nueva pronto y parece que ya tiene a su hombre, Matthijs de Light