Un informe en el Real Madrid desmonta el último fichaje sorpresa del Barça

stop

Florentino Pérez tiene apuntes negativos entre manos

Florentino Pérez se entromete en uno de los fichajes del FC Barcelona | EFE

31 de enero de 2017 (17:19 CET)

Cerrado. El Barcelona marca perfil. El club azulgrana acaba de meterse en el bolsillo a Santiago Bueno, una de las mayores promesas de Uruguay. Buena, que firma por el Barça hasta 2019 con opción a tres años más, arrancará con ficha de juvenil para alternar con el filial con la idea final de dar el salto al primer equipo.

Una operación a la que el Real no quitó ojo. Bueno fue ofrecido al Madrid en 2015 cuando Florentino Pérez prefirió pujar por Jesús Vallejo –jugador fichado al Zaragoza que triunfa cedido en el Eintracht de Frankfurt-.

Vallejo, al que el Real repescará a final de la presente temporada, se ha convertido en una de las sensaciones de la Bundesliga. Bueno, por su parte, despertaba innumerables dudas en Chamartín.

Los 'scouters' del club blanco vigilaron al futbolista durante meses cuyo fichaje se puso sobre la mesa del Madrid/Florentino Pérez por la mitad de lo que los azulgrana pagarán ahora por la promesa.

El informe final desaconsejaba su llegada por dos motivos. Primero, explican desde dentro, porque Vallejo, opción a tiro que terminaría cerrando el club blanco, superaba en capacidades a Bueno. Segundo, por las dudas que presentaba el futbolista.

Los avisos sobre el central de Peñarol apuntan en una dirección: no es jugador para un grande. El ejemplo de Martín Cáceres, que precisamente fracasó en el Barcelona antes de salir por la puerta de atrás de la Liga rumbo a Italia, advertía de carencias en el caso de Bueno que pueden ser insalvable en la Liga al máximo nivel.

Una operación, en definitiva, que ha sorprendido en la casa blanca donde no entienden como el Barça ha pujado por un futbolista que también descartaron otros grandes de Europa, no sólo el Madrid.