“Umtiti tiene dorsal”. Y no es para jugar en el Barça (o la reunión secreta en las últimas 24 horas)

stop

Se complica la continuidad del central francés en el Camp Nou

09 de mayo de 2018 (12:55 CET)

Continúa el ‘culebrón Umtiti’. El central del FC Barcelona se ha convertido en un auténtico dolor de cabeza para Josep Bartomeu y el resto de la directiva culé. La situación no es nada fácil.

El jugador, viendo que están llegando ofertas muy suculentas, está exigiendo a la entidad catalana una subida de sueldo que desde los despachos del Camp Nou se niegan a darle. Al menos se niegan a pagar todo lo que pide.

La reunión secreta

El caso es que en los últimos días las reuniones entre el entorno de Umtiti y el Barça se han intensificado. El club quiere acabar de cerrar la renovación cuanto antes. De hecho, hacerlo antes del Mundial se ha convertido en una prioridad.

Apuntan desde dentro que la oferta que le han puesto encima de la mesa es más que suficiente. Si bien es cierto que Umtiti les está pidiendo más, en el Barcelona quieren ser cautos y no quieren saltarse a la torera los límites de la masa salarial, que ya está actualmente muy al límite.

El caso es que el entorno de Samuel también hace semanas que está en contacto con el Real Madrid, el club que más fuerte está apostando por él. Con el Manchester United y el Manchester City descartados de la puja (o al menos eso es lo que cuentan en Inglaterra), Florentino Pérez es, a día de hoy, el pretendiente más peligroso para los intereses culés.

Florentino  tiene ocho cláusulas de rescisión a tiro (y una en el Barça) | EFE

Solo falta el ‘ok’

Y parece que en Madrid están más que convencidos que el central acabará fichando. De hecho, en la zona noble del Bernabéu ya circula la frase de “Umtiti tiene dorsal”. Y ese no es otro que el 23.

En la casa blanca tiene reservado el dorsal, por si acaso. Y es que Florentino sí que está dispuesto a pagarle todo lo que Umtiti les está pidiendo a los azulgranas. De hecho, en las reuniones previas, el club blanco le ha dejado claro que lo tiene todo preparado para llevar a cabo su fichaje.

Pagarán la cláusula y le harán un contrato mejor del que le están ofreciendo en la capital catalana. Sólo falta que el jugador dé el ‘ok’ final.

Un Samuel que, avisan, tiene la intención de apurar hasta el último minuto y tensar la cuerda todo lo que pueda con el Barça. Quiere quedarse, pero quiere que le paguen más. El Barça no quiere. Mal asunto. Y a todo esto Florentino ya le ha puesto la alfombra roja.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad