Leo Messi | EFE

Última hora bomba. ¡Messi se pelea con él! Titular indiscutible. ¡Pide su venta del Barça a Bartomeu!

stop

Nuevo incendio en el vestuario de Quique Setién entre el argentino y un peso muy pesado

04 de marzo de 2020 (12:05 CET)

El FC Barcelona está firmando la peor temporada junto con la 2013-14 con el Tata Martino o la 2016-17, la tercera de Luis Enrique.

Pero no solo por los resultados. De hecho, en cuanto a números la cosa no es tan nefasta. Los blaugrana son segundos en Liga a un punto del líder, el Real Madrid, y encaran la vuelta de los octavos de final de la Champions League con optimismo, después de cosechar un 1-1 contra el Nápoles que favorece al Barça por el valor doble de los goles.

Y sí, en la Copa del Rey cayeron eliminados en los cuartos de final, pero tampoco era normal que durante cinco años consecutivos llegaran a la final de la competición con tanta facilidad.

Actitud cuestionable

Lo que realmente preocupa en el barcelonismo es el nivel de juego que ofrece el equipo de Quique Setién (antes con Ernesto Valverde). Un bajo rendimiento que deriva de la actitud cuestionable de varios jugadores. Futbolistas que imponen su ley en el vestuario en un comportamiento alarmante.

Uno de los pocos futbolistas que se salva es Marc-André ter Stegen. El rendimiento del portero alemán es una de las razones por las que el Barça todavía mantiene el tipo.

Marc Andre ter stegen eibar

Ter Stegen, imprescindible

El germano, a sus 27 años, está firmando otra temporada espectacular. En 25 partidos disputados acumula una media de 1,2 goles por partido y de 2,2 paradas por encuentro. Además, ha parado un penalti, ha firmado siete partidos con la portería a cero y ha dado hasta dos asistencias de gol.

Todo ello acompañado por un compromiso total con la entidad. Desde que el meta llegó ha rendido al máximo, y se ha adaptado a la Ciudad Condal como si llevara toda la vida en Barcelona. Y es que Marc-André es actualmente, junto a Frenkie de Jong, una de las pocas esperanzas que tiene la parroquia culé en la actualidad.

Ter Stegen estalla

Pero del resto del equipo pocos le acompañan. Y el portero no termina de estas a gusto en el club. Tanto es así que incluso habría revelado a algún compañero sus intenciones de abandonar el club. Josep Maria Bartomeu ya sabe que en cualquier momento recibirá una llamada del meta pidiéndole su venta. Y es que Ter Stegen no solo no está cómodo en el Camp Nou. No ve que la situación vaya a mejorar en los próximos meses. Él mismo reconoció a un periodista esa posibilidad. Cuentan en el Camp Nou que este último le propuso hacer una biografía, pero el alemán se negó porque "no sabe si el año que viene estará en el Barça".

El cancerbero considera que hacen falta demasiados cambios en la plantilla para que el panorama vaya a mejor. Sustituciones de unos cuantos pesos pesados que no se producirán. Y no quiere quemar los años que le quedan en la élite en un club que va a la deriva.

Messi, Piqué y el resto de cracks, señalados

Cuentan desde la capital catalana que el futbolista está muy mosqueado con el ritmo de trabajo en los entrenamientos. Y también con las pocas sesiones que se llevan a cabo.

Una dinámica marcada por las decisiones de pesos pesados como Leo Messi, Gerard Piqué, Sergio Busquets o Jordi Alba, a los que apuntan que no les va eso de realizar dobles sesiones, como tampoco que el ritmo de los entrenamientos sea demasiado alto. Prefieren tomárselo con la calma. Va a ser verdad lo que dijo Eric Abidal acerca de que el equipo “no entrena bien”.

Quique Setién, Gerard Piqué y Leo Messi  | EFE

Ter Stegen alucina y pide hacer las maletas

Un bajo nivel de trabajo y exigencia que tiene muy molesto a Ter Stegen, que considera que los malos resultados son producto de estas pocas ganas de trabajar.

Muchos recuerdan aquella frase de Piqué en uno de los primeros entrenamientos de Setién. Aquel día llovía, y el central soltó que “por menos se han anulado entrenamientos”, en unas palabras que indignaron a muchos sectores del barcelonismo.

Y también a Ter Stegen, que no entiende así el fútbol. No comparte esas ideas con Messi y compañía. Y empieza a existir cierta división en el grupo azulgrana entre el alemán y el resto. Tanto como para que el germano esté valorando muy seriamente la opción de hacer las maletas y probar suerte en otro club donde sus compañeros muestren más compromiso y más ganas. Eso que cada vez escasea más en el Camp Nou.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad