Tres jugadores del Barça le cantan las cuarenta a Luis Enrique en la cara ("Te estás cargando al equipo")  

stop

La reunión más tensa entre los pesos pesados y Lucho

La reunión más tensa de Luis Enrique con los jugadores del Barça | EFE

16 de febrero de 2017 (18:23 CET)

No se muerden la lengua. De puertas para fuera, silencio rotundo. Entre bambalinas, alzan la voz. Esta ha sido la reacción de los pesos pesados del FC Barcelona a la dolorosa derrota del pasado martes en Champions.

El equipo barcelonista ha regresado este miércoles a la vida real. Con la resaca de la goleada encajada ante el Paris Saint-Germain haciendo estragos, los azulgranas han vuelto al trabajo.

Ante las cámaras la reacción ha sido clara; solo los toques con el balón rompían el silencio y las caras largas. El malestar de los jugadores del Barça se palpaba a quilómetros en el entrenamiento de este miércoles.

Borrón y cuenta nueva

No hay otra. Tras encajar cuatro goles en el Parque de los Príncipes, el cuadro de Luis Enrique Martínez debe levantar la cabeza. Con las duras exigencias de la competición doméstica, no hay tiempo para lamentaciones.

Sin embargo, es una realidad que el malestar es considerable. Acostumbrados a ganar siempre, la mala imagen que dejaron los barcelonistas en París es incomprensible.

Por ello, el club azulgrana ha organizado una reunión para marcar los puntos fallados. Antes del entrenamiento de este miércoles, los `capos' y los técnicos han hecho repaso para poder hacer borrón y cuenta nueva.

Tensión en la reunión entre los veteranos y los técnicos

Tal como desvela Sport, el Barça ha organizado una cumbre entre el cuerpo técnico y los jugadores. Para que todos pusieran sobre la mesa sus pensamientos y opiniones.

El resultado de esta reunión ha sido claro: tensión total pero voluntad de levantar cabeza. Y es que al parecer el principal señalado ha sido el técnico asturiano.

Los pesos pesados no se han callado. Han dejado constancia de todo lo que piensan. Los más veteranos, abanderados por Gerard Piqué, Leo Messi y Luis Suárez, han puesto las quejas sobre la mesa.

Tras más de 20 minutos reunidos, la tensa relación ha quedado retratada. Al parecer, no entienden el modo de hacer de Lucho; le ven agotado. El desgaste pesa en el asturiano.

El malestar del grupo es evidente. Aun así, no queda otra alternativa más que hacer piña. Aunque la desconfianza reine entre algunos de los jugadores, deben ir todos a una. No hay tiempo para quejas. Reacción.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad