Traición en el Barça: Messi apuesta por un cambio de cromos demoledor

stop

El astro argentino tiene claro que falta un tercer delantero de primer nivel

Messi sentencia a un jugador del Barça (y Valverde manda a tres para casa) | EFE

11 de agosto de 2017 (20:38 CET)

El tridente del FC Barcelona se ha deshecho. Desmembrado. Ha pasado a la historia con la marcha de Neymar al PSG.

Sin embargo, en el club catalán tienen entre ceja y ceja montar un nuevo equipo ganador. El líder –Leo Messi– y la esencia del mejor Barça de la historia –Iniesta, Busquets y Piqué– continúan.

El objetivo de la dirección deportiva pasa por encontrar un nuevo complemento a Luis Suárez y Messi. Un crack mundial o futura promesa que encaje en el esquema.

Y el elegido es Ousmane Dembelé, más allá de que el club hará todo lo posible por reforzar también el medio del campo con la contratación de Coutinho (sin descartar Paulinho, ni Seri).

Pero para que llegue Dembelé, quizás hay que hacer sacrificios. Y no solo en la parcela económica, donde el Barça ya ha presentado una oferta de 90 millones fijos más 30 en variables.

Al parecer, el Dortmund dejaría escapar a Dembelé si, además de pagar un dineral, el Barça incluye en la negociación a un jugador de perfil similar.

Y el jugador en cuestión tiene nombre y apellidos: Gerard Deulofeu. Aunque el canterano cuenta con la confianza del técnico y del vestuario, todos lo cambiarían por Dembelé a ojos cerrados.

Traición por traición

El problema es que esa acción supondría una traición. Y es que el club se comprometió a dar una oportunidad a Deulofeu en el primer equipo cuando lo repescó del Everton por 12 millones.

Sin embargo, sería una traición desencadenada por otras traición: la de Neymar al Barça. Es por ello que el club considera justificado el cambio de opinión.

Aún así, la entidad intentará retener a Deulofeu porque es un jugador que interesa mucho. Si desarrolla todo su talento, podría convertirse en un crack mundial.

Pero para los pesos pesados, encabezados por Messi, en este momento no hay color: Dembelé antes que Deulofeu.