Josep Maria Bartomeu y Leo Messi | FCB

Terrible. Y es de Messi. Última hora en el Barça. Bartomeu asustado. Se acaba de saber esto

stop

El presidente del club catalán recoge lo sembrado con los futbolistas

21 de marzo de 2020 (12:00 CET)

El coronavirus, como su nombre científico indica COVID-19, lo está cambiando todo. Incluido el fútbol. Y si hay algo que pueda con el todopoderoso deporte rey, es que el asunto es serio de narices.

Tanto como para que algunos equipos de primera línea en Europa hayan tomado determinaciones en cuanto a los sueldos de los jugadores. Y es que hay entidades que no podrán soportar el peso de los salarios de la plantilla si no entra efectivo en la caja.

Gestos solidarios

Es el caso, por ejemplo, del Olympique de Lyon. El club francés anunció esta semana que suspende temporalmente de sueldo a sus jugadores. Fue el pionero en una iniciativa que siguió el Sion francés. Aunque aquí el caso ha sido más grave. El club ha despedido hasta a nueve futbolistas que se negaron a recortarse el salario. Y entre ellos, un viejo conocido del FC Barcelona: Alex Song.

Los hijos de Alex Song “juegan a ser Messi”

Mientras tanto, en la Bundesliga, los jugadores del Borussia Mönchengladbach han aceptado bajarse el salario para combatir la crisis causada por el coronavirus.

El Barça no alcanza objetivos

En la Liga Española, de momento, no hay ningún club en el que se hayan tomado estas determinaciones o se hayan llevado a cabo iniciativas, al margen de las mojarse en campañas destinadas a los ciudadanos en las que se recomienda permanecer en casa. Pero en pocos días podría darse el primer caso.

Josep Maria Bartomeu se las prometía muy felices hace unas semanas, cuando anunció que esperaba alcanzar un presupuesto de 1.047 millones de euros. Así se lo comunicó a los socios.

El presidente del FC Barcelona, Josep M. Bartomeu

Masa salarial demasiado alta

Sin embargo, la crisis por el COVID-19 hará imposible llegar a esta meta. El club no está ingresando nada y se avecinan serios problemas en lo económico.

El Barça es actualmente uno de los clubes que más dinero destina a los sueldos de los jugadores. La masa salarial del equipo ocupa un 61% del mencionado presupuesto. Los sueldos de los cracks implican una inversión de 507 millones de euros en nóminas y otros 135 en amortizaciones. Un dinero que actualmente no genera ni un euro. No tienen ningún retorno en forma de ventas de camisetas, entradas o compromisos publicitarios.

Lo primero: liquidar al más débil

Para buscar soluciones, este viernes tuvo lugar una reunión de forma telemática de la comisión delegada, formada por el propio Bartomeu, Óscar Grau, Emili Rousaud, Jordi Cardoner, Enrique Tombas y Jordi Moix. Y en ella se propusieron dos caminos. A seguir.

Uno de ellos es el de siempre. Fastidiar al trabajador menos protegido del club. Los mandatarios pretenden recurrir a ERTE para sus empleados. Pero no para los directivos que cobran cantidades monumentales y vergonzosas por hacer una gestión propia de aficionados a jugar al PC Fútbol, nefasta y lamentable, sino, para los empleados de la Botiga, del Museu y del resto de instalaciones.

Bartomeu desprecia a los trabajadores del club

Es decir, los trabajadores subcontratados por otras empresas que son los que a la larga producen más beneficios al club. Y es que parece que nadie se acuerda de los varios millones de euros que se han generado en venta de entradas al Experience Tour o los 3 millones de euros que ha llegado a generar solo la empresa de venta de fotos. Y es que solo en esto último estamos hablando de facturaciones que en ocasiones han superado los 40.000 euros diarios.

El otro camino a seguir es la posibilidad de que los jugadores del primer equipo hagan un gesto que permita al Barça soportar este momento de crisis. El presidente y compañía pretenden que los jugadores renuncien a parte de sus emolumentos para afrontar el problema. De nuevo no se habla de lo que cobran Eric Abidal y compañía por hacer el ridículo con sus fichajes de portera.

Los cracks no son tontos

Pero aquí los cracks lo tienen más que claro. Leo Messi, Gerard Piqué, Luis Suárez y compañía tienen claro que no perdonarán ni un euro a esta directiva. Los jugadores consideran que los primeros en hacer un gesto deberían ser los responsables. Y que pedirlo a los demás sin hacerlo ellos es de “sinvergüenza”. 

Leo Messi, Luis Suárez y Gerard Piqué | EFE

Los futbolistas prefieren cobrarlo todo y colaborar por su parte con las fundaciones implicadas en la lucha contra el coronavirus, antes que renunciar a parte de su nómina para que sea el club la que se lo meta en el bolsillo. Y más aún después de escándalos como el de la contratación de empresas que han estado desprestigiando a los jugadores, o de las palabras d eAbidal apuntando que algunos en el equipo "no entrenaban bien".

Bartomeu recoge lo sembrado

Porque con este gesto, Bartomeu y compañía se apuntarían un tanto de cara a la galería, pero el dinero no iría destinado a lo que el mundo necesita en este momento, sino para salvaguardar su imagen y que los números económicos no les condenen en el futuro. Y si no, que hubieran realizado una mejor gestión durante los últimos 5 años.

El Barça pide conciencia a los ciudadanos

A continuación, el comunicado que emitió el Barça este viernes:

“Es evidente que esta crisis tiene un impacto muy negativo en toda la industria del fútbol y del deporte en general, y que el Club tiene la obligación de estar a punto para afrontar todos los escenarios posibles.

El Club está en contacto permanente con los grandes clubes europeos, a través de la ECA y de la LFP, así como con las ligas y las federaciones del resto de deportes profesionales y amateurs, para compartir este análisis, y las posibles medidas a aplicar. En este sentido, considera positivo que la UEFA y la CONMEBOL hayan tomado la decisión de aplazar un año la Eurocopa y la Copa América, en beneficio del criterio de hacer posible la finalización de todas las competiciones de clubes",

Consciente de que estamos en un momento crítico de la emergencia, la Junta vuelve a hacer un llamamiento a toda la gente del Barça y, por extensión, a toda la ciudadanía, para que se quede en casa. Ahora mismo lo más importante es garantizar la salud de la gente, y por eso quedarse en casa no es una opción, es una obligación. En este sentido, la Junta quiere expresar su agradecimiento a los técnicos y deportistas del Club que estos días han apoyado, mediante sus acciones, a la campaña de concienciación, pidiendo a todos a quedarse en casa”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad