Solución de emergencia para Aleix Vidal 

stop

El jugador vive una situación insostenible

Aleix Vidal y Arda Turan en un entrenamiento con el Barça

17 de octubre de 2016 (15:03 CET)

Situación al límite. Aleix Vidal está viviendo uno de los momentos más difíciles de su carrera futbolística. El jugador es un cero a la izquierda en el cuadro del FC Barcelona y día tras día su estancia en el club azulgrana es más insostenible. De hecho, ya son siete los partidos consecutivos en los que Luis Enrique Martínez ha optado por ni siquiera convocar al de Puigpelat.

Tan es así que, en el último encuentro frente al Deportivo en el que Sergi Roberto estaba lesionado, el técnico asturiano decidió apostar por una línea de tres. Piqué, Mathieu y Mascherano ocuparon las líneas defensivas. Aleix se volvió a quedar en la recámara. Sin embargo, el gran problema es que esta situación no es un hecho aislado, ya que Aleix lleva prácticamente toda la temporada desempeñando un rol residual.

No ha podido revertir la situación

El de Valls confiaba en poder ganarse la confianza de Lucho en esta segunda temporada en el equipo culé. Tras la marcha de Dani Alves, la posición del lateral derecho quedaba en deuda y Vidal era la única opción natural que el cuerpo técnico tenía en el banquillo. Aun así, Luis Enrique no le ha dado la oportunidad y ha sido Sergi Roberto el que le ha ganado la partida. Ahora, ni siquiera cuando el canterano está lesionado, Aleix tiene la oportunidad de ocupar la demarcación.

Por todo ello, tanto el club como el propio jugador buscan una solución. Y es que al parecer, la secretaría técnica ya estaría moviendo los hilos para encontrarle al catalán una salida beneficiosa para todas las partes. El Barça pagó el pasado año 18 millones de euros por el lateral al Sevilla. Sin embargo, tras más de un año en la recámara, el caché del jugador ha bajado en picado.

En verano ya se buscó una salida ara Aleix pero, según apuntaron varios medios barcelonistas, las cifras que llegaron no convencieron a la entidad azulgrana. Ahora, la situación no ha mejorado, por lo que la salida volverá a ser la alternativa que gane más fuerza en el mercado de fichajes invernal. Aun así, el Barça no puede permitirse vender al futbolista por menos de 13 millones, por lo que una cesión podría ser una buena solución. Con esta operación, el club azulgrana podría ver cumplido el objetivo de revalorizar al jugador en los últimos seis meses de competición. En el próximo mercado de fichajes estival, las tornas podrían cambiar con Aleix. Sin embargo, Vidal no baja los brazos y sigue luchando para hacerse un hueco en el cuadro de Luis Enrique a contrarreloj. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad