Simeone se fija en un jugador del FC Barcelona | EFE

Simeone pide a un crack del Barça por Griezmann

stop

El técnico del Atlético de Madrid quiere un cambio de cromos

28 de febrero de 2018 (14:20 CET)

Diego Simeone sabe que el próximo mes de julio perderá a Antoine Griezmann. El delantero del Atlético de Madrid a punto estuvo de hacerlo el año pasado, pero desde el Wanda Metropolitano le pidieron (debido a la imposibilidad de poder fichar por la sanción de la FIFA) que se quedara un año más.

Accedió. Eso sí, a cambio de que su cláusula de rescisión bajara de 200 a 100 millones en el verano de 2018. Es decir, que le abrieran las puertas. Y así será.

El Barça lo tiene casi cerrado

Actualmente el club que tiene más opciones de llevarse al francés es el FC Barcelona. Tal y como reconoció hace unos meses Guillermo Amor, la directiva culé ya ha empezado los contactos con el delantero galo.

Ernesto Valverde necesita un refuerzo en su línea de ataque y Griezmann es el elegido. Con una calidad fuera de dudas, Antoine necesita ir a un grande para acabar de explotar. Y en el Barça lo hará.

Simeone quiere a Ousmane Dembélé

Pero la pregunta que se hacen muchos aficionados es, ¿dónde jugará Griezmann? Y es que si el galo llega al Camp Nou, la delantera estará superpoblada. Con Leo Messi, Luis Suárez, Philippe Coutinho y Ousmane Dembélé, y los suplentes Paco Alcácer y Aleix Vidal en la recámara, Valverde ya tiene mucho potencial arriba.

El caso es que Simeone es muy consciente que la adaptación de Dembélé no es la que se esperaba. El francés está muy aislado en el vestuario azulgrana, que han apostado por Coutinho como su nuevo amigo y han dejado de lado al galo.

De ahí que Simeone tenga en mente un cambio de cromos: Griezmann por Dembélé. El argentino, uno de los mejores entrenadores en la faceta táctica, sabe que para que Ousmane desarrolle su mejor juego, necesita metros y césped por delante, justo lo que no tiene en el Camp Nou, donde los espacios son muchos menores.

El Barça no se plantea su salida

El problema es que en el Barça no tienen en mente deshacerse el joven francés. Está en su primer año y, teniendo en cuenta lo que se pagó por él, quieren, al menos, darle otra oportunidad en su segunda temporada.

No se descarta una cesión, pero es una posibilidad muy remota. O bien Simeone cambia de objetivo, o se tendrá que conformar con ver como Griezmann se le escapa tras recibir ‘solo’ 100 millones de euros.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad