Siete problemas (y uno muy grave) en el vestuario del Barça antes de recibir al Madrid

stop

La plantilla de Luis Enrique Martínez hace aguas por todos los frentes

André Gomes y Leo Messi, separados por un abismo | EFE

01 de diciembre de 2016 (13:51 CET)

El FC Barcelona recibe este sábado (16:15 horas) al Real Madrid en el Camp Nou. El clásico ha cobrado una importancia capital a pesar de lo temprano del duelo.

El motivo es claro: la diferencia de puntos que saca el Madrid al Barça ya asciende a seis. Una victoria blanca en feudo azulgrana agrandaría las distancias a nueve puntos y desataría una crisis en Barcelona con la Liga totalmente cuesta arriba.

Mientras el entorno azulgrana se muestra más precavido que nunca, el vestuario que gobierna Luis Enrique se deshace en pedazos.

Cinco de los seis nuevos fichajes no encajan en el juego del Barça. Se mire por donde se mire, hacen aguas.

Lo demostraron una vez más contra el Hércules (1-1). El mejor del partido fue el canterano Carles Aleñá, que marcó un golazo desde fuera del área con la zurda.

Dudas con André Gomes

De los recién llegados, solo hay uno que deje buenas sensaciones: Samuel Umtiti. Su presencia en el clásico, sin embargo, está en duda. Gerard Piqué y Javier Mascherano jugarán casi seguro.

Los demás fichajes no terminan de cuajar. Ni siquiera el costoso André Gomes, que tiende a emborracharse de balón y no acaba de pillar los automatismos. Costó 35 millones.

Gomes es, curiosamente, la principal duda para el partido del sábado. Solo jugó en el segundo tiempo contra el Hércules y es la opción más habitual de Lucho cuando falta Iniesta. Está por ver si el manchego estará en condiciones de salir de inicio.

Problema con Alcácer

Aunque el problema más grave es Paco Alcácer. Costó 30 millones de euros, pero no se adapta. Ni marca goles, ni genera ocasiones. Está ansioso y nervioso.

En el Camp Nou, viendo el rendimiento de Munir y Sandro en el Valencia y el Málaga respectivamente, cada vez son más los que piensan que era preferible mantener a uno de los dos jóvenes canteranos. Munir por calidad, Sandro por constancia y sacrificio.

Hay aún otros tres recién llegados que no se terminan de adaptar al juego del Barça: Jasper Cillessen, Lucas Digne y Denis Suárez.

Ni los fichajes de este año ni los del año pasado

El gallego es el único que va tomando el pulso al sistema y que recibe elogios constantes de Luis Enrique. Pero sobre el terreno de juego sigue sin brillar.

Tampoco los dos fichajes del curso pasado han cuajado: ni Arda Turan ni Aleix Vidal, que fue de los mejores en Alicante pero sigue sin contar para el asturiano. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad