El galáctico que apuesta por el Barça | EFE

“Si Florentino Pérez habla...” Cinco bombas en el Barça de Messi (y la última es un escándalo)

stop

El presidente blanco conoce los desastres en la gestión del equipo catalán

19 de mayo de 2018 (18:12 CET)

Temporada histórica. En el FC Barcelona están de celebración después de los éxitos logrados en el curso 2017-18. Los culés acaban de sumar la vigesimoquinta Liga del club y la trigésima Copa del Rey, lo que se traduce en el octavo doblete de la historia del club catalán.  Además, Leo Messi ganará su quinta Bota de Oro, una gesta al alcance de muy pocos.

Un balance de campaña que cualquier aficionado blaugrana hubiera firmado en agosto, después de que el Real Madrid les hubiera pasado por encima tanto en la ida como en la vuelta de la Supercopa de España y de la fuga de Neymar Jr al Paris Saint-Germain, uno de los pilares del equipo.

El jugador del Barça que dejará el equipo tras levantar la Copa del Rey | EFE

En el Real Madrid respiran tranquilos

El panorama debería tener asustado al Madrid, que no han ganado ningún título importante todavía este año y que cerrando la temporada en blanco sería como darle otro título a los azulgrana. Pero nada más lejos de la realidad.

Los blancos sienten que han dejado en nada los éxitos culés solo por haber llegado por tercera vez consecutiva a la final de la Champions League y saben que si ganan el triplete de Ligas de Campeones consecutivas dejarán en ridículo el doblete catalán. La Decimotercera hará mucho daño en la ciudad condal.

 

Florentino Pérez calla cinco bombas del Barça

Pero la gesta que pueden lograr los hombres de Zinedine Zidane el próximo sábado en Kiev no es lo único que tiene al personal del Santiago Bernabéu frotándose las manos.  

Florentino Pérez calla una información que dejaría todavía más en la miseria al FC Barcelona y más concretamente la gestión de sus mandatarios.

Pese a los éxitos, el proyecto deportivo del equipo de la ciudad condal deja mucho que desear. La debacle en los cuartos de final contra la Roma no se hubiera producido con una plantilla más competitiva. Y es que “si Florentino Pérez habla…”, apuntan con sorna en los pasillos de la T4 del Santiago Bernabéu.

Los ‘no fichajes’ del Barça

El fichaje de Ousmane Dembélé fue un traspaso hecho con prisas después de la fuga de Neymar Jr. Unas circunstancias que elevaron su precio hasta los 105 millones más 40 en variables y que impidieron que los culés pudieran ir a por Mohamed Salah, entonces en la Roma y que fichó el Liverpool a cambio de tan solo 42 millones de euros.

Ousmane Dembélé y la llamada que lo deja por los suelos| EFE

Otro de los que se quedó por el camino con la compra de Dembélé fue Kylian Mbappé, al que el conjunto culé podría haber cerrado un acuerdo antes de que se fuera cedido al Paris Saint-Germain. El francés entonces del Mónaco hubiera sido más caro, pero hubiera sido una apuesta mucho más segura.

Un Ousmane que, por cierto, ya fue descartado por el Madrid hace dos veranos, antes de que el Borussia Dortmund lo fichara del Rennes a cambio de 15 millones de euros.

Semedo y Mina, los otros reciclados del Barça

Y hay más. Del mismo modo que hace unos años rechazó los fichajes de André Gomes y de Paco Alcácer, el pasado verano dijo “no” a dos incorporaciones que no han necesitado más de un puñado de meses para demostrar que no tienen el nivel para jugar en la élite.

Estos son Nelson Semedo y Yerry Mina, jugadores que fueron ofrecidos al Madrid sin éxito y que recogió el  Barça en una apuesta claramente equivocada.

Arthur, el último descarte del Madrid en el Barça

Arthur gremio

Y el episodio de descartes blancos reciclados por los barcelonistas no termina aquí. Arthur, el centrocampista del Gremio que tiene un precontrato con el Barça con opción de compra de 30 millones de euros, también pudo vestir de blanco, pero Florentino también le cerró las puertas. Un jugador nada contrastado y del que muchos ponen en duda que tenga calidad suficiente y que vaya a adaptarse al equipo de Ernesto Valverde. Una vez más, el Barça se pone en manos de un descarte blanco.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad