Sergio Ramos se engancha con Jordi Alba en el Rusia-España | EFE

Sergio Ramos se engancha con dos cracks del Barça en el Rusia-España

stop

El capitán de la Roja y el Real Madrid arma un lío en Rusia con su actitud

14 de noviembre de 2017 (21:41 CET)

Mala actitud la que mostró Sergio Ramos en Rusia. El capitán de la selección española está empeñado en imponer una jerarquía que no todos los futbolistas comparten.

Si bien el camero se ha sabido ganar el favor de Gerard Piqué, Andrés Iniesta y Sergio Busquets, no todos los jugadores del Barça están tan contentos con el central andaluz.

El capitán del Real Madrid fue clave en el resultado de la selección española (3-3) porque marcó dos goles de penalti que supusieron el empate final. También quiso tirar alguna falta directa.

Ramos ostentó unos galones que no se corresponden con su calidad. Si bien es sabido que tiene un buen golpeo de balón, sobre el césped había varios jugadores con más condiciones para chutar.

Uno de ellos es su joven compañero en el Real Madrid, Marco Asensio. El balear ha asumido algunos galones con el Real Madrid que Ramos le negó en el partido amistoso.

Vacío a Thiago y Asensio 

Sin embargo, el mallorquín lleva partidos demostrando que su golpeo es extraordinario y está mucho más capacitado que Ramos para tirar una falta. Obviamente, Asensio no se quejó. El jugador de 22 años entiende que es una cuestión de meras jerarquías.

Pero el gesto de Ramos no hizo tanta gracia a dos jugadores formados en La Masía. Uno de ellos fue Thiago Alcántara, que ya luce el 10 en su espalda con la Roja.

El centrocampista del Bayern de Múnich también es un maravilloso y letal lanzador, tanto de faltas como de penaltis. Y hubiese sido lógico que le tocase a él asumir ese rol contra Rusia.

Nadie se quejó cuando Ramos tiró el primer penalti. Lo que molestó es que, al ser pitado otro penalti, el camero no tuviese el gesto de cederlo a uno de sus compañeros.

Alba y Ramos, los defensas más goleadores 

Y el otro jugador al que le molestó el gesto fue Jordi Alba, con quien Ramos mantiene un pique sano, pero pique al fin y al cabo. El lateral izquierdo marcó el primer gol del encuentro de cabeza, gracias a un gran centro de Asensio.

Con ese tanto, Alba se situó como uno de los defensas con más goles anotados en la historia de la selección española, con ocho goles. El tercero que más ha marcado.

Sin embargo, con el doblete que firmó Ramos desde el punto fatídico, este último aumentó nuevamente las distancias. El de Camas suma ya 13 goles, solo tras Fernando Hierro (29).

Curiosamente, los últimos defensas que marcaron dos goles en un partido con España fueron Sergio Ramos en San Marino (2005), Jordi Alba ante Nigeria (2013) y, nuevamente, Ramos en Rusia (2017). 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad