Sergio Ramos o el feo a Iniesta (o lo que nadie vio. Y pasó en la despedida del Barça) | EFE

Sergio Ramos o el feo a Iniesta (o lo que nadie vio. Y pasó en la despedida del Barça)

stop

El capitán maneja una información bestial sobre el capitán culé

21 de mayo de 2018 (11:15 CET)

De celebración. El Camp Nou acogió este domingo una velada muy especial. Los culés celebraban la fiesta por el doblete conquistado esta temporada, en unos actos que incluían la despedida de Andrés Iniesta.

“¿Has visto el vídeo de Iniesta?” (Florentino Pérez, sí. Sergio Ramos, también. O el tema tabú en el Barça) | EFE

El manchego anunció hace unas semanas que no seguiría en el FC Barcelona el próximo curso y desde entonces allegados, compañeros, directivos y aficionados no han dejado de dedicarle muestras de admiración y agradecimiento con homenajes en el feudo culé, en la televisión e incluso por las calles de la ciudad condal. Y es que la marcha del de Fuentealbilla será un antes y un después tanto en el club catalán como en el futbol mundial.

Andrés Iniesta, la despedida más dolorosa

El jugador lo sabe y por eso lo hemos podido ver en varias ocasiones durante los últimos días con lágrimas en los ojos. Y es que 22 años en el mismo club marcan a cualquiera.

Sin embargo, en el Real Madrid corre otra opinión bien diferente. Aseguran algunos pesos pesados del vestuario blanco que conocen bien al capitán culé y lo que se cuece en el mundo del fútbol, saben que las lágrimas del centrocampista no son tanto por la pena de irse sino por el cómo.

Apuntan en la capital que la realidad es que Andrés no quería irse todavía del Barça, pero que ha sido el club el que lo ha empujado a la salida.

Phillippe Coutinho sentencia a Iniesta

La llegada de Phillippe Coutinho fue el gran detonante. Por un lado, el carioca llegó para ser el relevo generacional de Iniesta. Por otro, al club le interesaba quitarse el sueldo bestial del internacional español para poder satisfacer al brasileño.

Piqué junto a Coutinho y Suárez / EFE

Prueba de que el de Albacete quería seguir es que había firmado un contrato vitalicio y que cuando ni siquiera tenía un destino decidido cuando anunció su retirada del equipo culé. De hecho, a día de hoy continúa sin tener un equipo para la próxima campaña. Si hubiera querido irse por voluntad propia ya lo tendría todo atado.

Iniesta calla porque es un señor, pero el asunto es sabido en el Barça y en el Real Madrid también.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad