Sergio Ramos mueve ficha para cerrar la boca a Gerard Piqué

stop

El capitán del Real Madrid traza el plan para fastidiar al defensa del Barça

Sergio Ramos persigue a Gerard Piqué en el debut de España en la Eurocopa de Francia | EFE

25 de agosto de 2016 (21:23 CET)

Compañeros en la selección española. Rivales en la Liga. Sergio Ramos y Gerard Piqué son dos de los buques insignia del Real Madrid y el FC Barcelona, los más grandes del fútbol español. Pareja en el eje de la Roja. Enemigos desde las salas de prensa y las redes sociales. Tras las últimas provocaciones del catalán, el central de Camas ha pasado a la acción.

Ramos ha hecho de capitán y ha mandado un mensaje al vestuario del Madrid: "No entremos en el juego de Piqué". Arbeloa lo hizo el año pasado, pero ahora ya no está en el club blanco. Aunque no se descarta que el ex internacional español mantenga los piques dialécticos con el jugador del Barça. Sin embargo, Sergio ha pedido a sus compañeros que se queden al margen. Que la mejor forma de contestarle es desde el terreno de juego, con victorias y títulos.

De hecho, Ramos ha sido claro al decir que cuanto más provoque Piqué, querrá decir que mejor están haciendo las cosas, que el central está dolido y que deben seguir igual. En el Madrid prefieren no entrar al trapo y centrarse en hacer un buen trabajo.

Caldea el ambiente

La última de Piqué ha llegado este jueves tras el sorteo de Champions. Con fina ironía, el central ha dicho lo siguiente: "Un día más en la oficina". Antes del sorteo también mandó un mensaje provocativo: "Grupo fácil. Octavos el 3º de Italia, Cuartos el 8º de Alemania, Semis el 4º de Inglaterra. Vuelta siempre en casa".

Y esta misma semana, el propio Piqué aseguró que "el Barça ha demostrado que es el mejor equipo de este país con diferencia". Muchos dardos envenenados en muy pocos días para comenzar a caldear el ambiente.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad