Sergio Ramos desmonta la final de Copa del Barça con un zasca que arrasa en el Real Madrid

stop

El vestuario blanco corea al capitán tras burlarse del supuesto triplete azulgrana

Luis Suárez, provocativo durante todo el partido | EFE

08 de febrero de 2017 (00:32 CET)

El pique viene de lejos. Trae cola. Sergio Ramos hace días que avisa sobre el asunto. Se lo toma a broma. Se mofa: el Barça no es candidato al triplete. No importa que siga vivo en las tres competiciones. 

El capitán del Real Madrid ya aventuró recientemente que los de azulgrana se clasificarían para la final de Copa (por tercer año consecutivo). Y está seguro de que la levantarán, a pesar de las sanciones a Sergi Roberto y Luis Suárez, expulsados por doble amarilla.

Pero en el Madrid quitan valor al citado título. Tienen claro que el Barça no es candidato al triplete, y que la Copa no servirá ni de premio de consolación.

El futbolista andaluz lleva toda la semana haciendo guasa en el vestuario del Real Madrid. Las risas con sus compañeros han sido constantes: "Ganarán la Copa, y gracias". La plantilla corea al capitán. Aplauden y le ríen las gracias.

Los hombres de Zidane están muy confiados. No en vano, llevan un punto más que el Barça (46 a 45) y han disputado dos partidos menos. De ganarlos, la diferencia ascendería a siete puntos.

La clave está en la Champions

El Barça de Luis Enrique no parece candidato a la Liga. No deja las buenas sensaciones de antaño y hasta el técnico reconoce que el exigente calendario está pasando factura a la plantilla.

Contra el Atlético, los de azulgrana se atascaron en innumerables fases del encuentro. Empataron (1-1). Pudieron ganar. Pero también pudieron perder. Los de Simeone generaron muchas ocasiones.

La hora de la verdad llegará con la Champions. Es el gran reto para ambos conjuntos. El Madrid busca ser el primero en levantar las dos consecutivas. El Barça quiere recuperar el trono.