Sergio Ramos a Florentino Pérez: “Está dispuesto a irse del Barça” (y es un intocable de Messi)

stop

El vestuario del Real Madrid maneja información privilegiada sobre un crack azulgrana

15 de mayo de 2018 (18:26 CET)

El final de temporada en el FC Barcelona está siendo agridulce. Pese a la conquista de la Liga y la Copa, hay un cúmulo de sensaciones negativas en los últimos días.

La derrota contra el Levante ha hecho daño toda vez que los azulgrana no podrán lograr el récord de no haber perdido ni un partido en todo el curso.

A ello hay que sumar la despedida de Andrés Iniesta, que llegó de forma entre precipitada e inesperada. Especialmente porque son muchos los que piensan que Iniesta aún tiene años para dar su mejor versión. Él mismo lo dijo: “No me veo fuera del once del Barça en dos años”.

Si a ello le sumamos la polémica para renovar a Samuel Umtiti y la última rabieta de Sergio Busquets, uno de los intocables de Leo Messi en el vestuario, queda claro que los despachos del Camp Nou están a punto de arder en llamas.

Josep María Bartomeu debe mejorar urgentemente su política de trato con los jugadores. Muchos de ellos siguen utilizando a la prensa para quejarse de sus faltas de atención.

Busquets ha sido el último. En el vestuario del Real Madrid, con Sergio Ramos a la cabeza, se comenta que “está dispuesto a irse del Barça” si no le pagan más dinero.

Busquets y los celos de Piqué

El de Badía del Vallès tiene contrato hasta 2022 y una cláusula de rescisión de 200 millones de euros. Por tanto, todavía no le toca renovar pero está molesto porque siempre va a remolque de un jugador: Gerard Piqué.

Busquets considera que su peso en el equipo es más importante que el de su compañero y, además, está llamado a ser el segundo capitán del equipo tras la marcha de Iniesta.

Sin embargo, Piqué siempre va por delante de él en las negociaciones para mejorar su sueldo. Aunque supuestamente están al mismo nivel salarial, el defensa siempre le adelanta porque renueva uno o dos años antes. No puede ser.

Busquets quiere tener, como mínimo, el mismo trato que Piqué y asumir la posición que ostentaba Iniesta. Estar por detrás de Messi y, como mucho, de Luis Suárez.

Quizá por este motivo el propio Busi ha empezado a tirarse flores. “Creo que algún año me lo he merecido”, dijo sobre no haber ganado premios individuales.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad