Sergio Busquets está en el punto de mira| EFE

“Sergio Busquets es un traidor”. Lío gordo (y muy feo) en el Barça

stop

El pivote defensivo y el follón que tiene montado en el Camp Nou

18 de mayo de 2018 (12:15 CET)

Por si no tuviesen suficiente con los líos con Ousmane Dembélé y Samuel Umtiti en el Camp Nou, ahora no es otro que Sergio Busquets el que ha decidido también echar más leña al fuego.

¿Cómo? Emplazando al club a sentarse una vez más y renegociar su contrato. El centrocampista catalán quiere una subida de sueldo. Según avisan desde su entorno, esta voluntad responde a una promesa que le hizo en su día el presidente de la entidad, Josep Mª Bartomeu.

Las redes hierven

El caso es que el tema está creando mucha polémica en las redes sociales, donde las voces en contra del pivote están creciendo a pasos agigantados. Comentarios como “Sergio Busquets es un traidor” o “es un mercenario” están convirtiéndose estos últimos días en la tónica habitual sobre el tema.

Y es que no son pocos los aficionados del Barça que no entienden la postura de Busquets, entre otras cosas porque su última renovación de contrato (con aumento de ficha incluido) data de septiembre de 2016, es decir, menos de dos años.

Sergio Busquets

El caso es que, teniendo ya contrato hasta 2021, muchos ven en este nuevo gesto del crack un movimiento muy egoísta. Sabiendo que precisamente el tema de la escala salarial del Barça es uno de los problemas que tiene encima de la mesa la junta de Bartomeu, buena parte de los seguidores del equipo están cargando contra Sergio.

El vestuario está con él

Un nuevo lío en el Camp Nou que, eso sí, el club no quiere que tenga más continuidad de la necesaria. Y es que en la zona noble del Camp Nou no están ahora para pensar en subirle la ficha a Busquets. Precisamente tienen ese mismo problema con un jugador (Umtiti) que está en una situación de peligro bastante superior a la de ‘Busi’.

Y es que la cláusula de rescisión de Busquets es de 200 millones de euros, con lo que, en el caso de que no se llegara a un acuerdo, cualquier club que quisiera apostar por él, debería dejar un buen cheque antes de llevárselo.

Eso sí, desde el vestuario parece que están haciendo piña con el centrocampista. Es más, Andrés Iniesta dijo hace apenas un día que “dejar escapara a Busquets sería un error descomunal del Barcelona”. Por su parte, Leo Messi, que sabe que Sergio es una pieza insustituible en el equipo, está moviendo hilos para apoyar a su compañero.

Veremos como acaba este nuevo problema en el Barça, pero lo que está claro es que, al menos desde las redes sociales, este gesto de Busquets ha hecho que se gane más de un ‘palo’.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad