“Se va”. La lista negra de Messi en el Barça tiene una nueva víctima | EFE

“Se va”. La lista negra de Messi en el Barça tiene una nueva víctima

stop

El astro de la selección argentina fulmina a un futbolista desde la distancia

13 de noviembre de 2017 (20:51 CET)

Leo Messi estaba concentrado con la selección de Argentina. Sin embargo, ni siquiera estando con los suyos, pese a la presión que siempre soporta, desconecta de lo que ocurre en el Barça.

Quizás por ello pactó con Jorge Sampaoli volver a barcelona antes de lo previsto y perderse el amistoso contra Nigeria. Desde la distancia, Messi seguía en contacto con los pesos pesados del vestuario azulgrana y también con Ernesto Valverde. 

El club catalán trabaja a marchas forzadas para reforzar en el mercado de invierno una plantilla que, pese a la sonada marcha de Neymar, ha protagonizado un fabuloso arranque de curso.

Los azulgrana están haciendo las cosas bien, asegurando buenos resultados y sumando casi todos sus partidos por victorias. Pero el juego desplegado del equipo dista mucho de las aspiraciones.

Es por ello que tanto Messi como Valverde están de acuerdo en firmar algún refuerzo. El objetivo sigue siendo Philippe Coutinho, la pieza para dar equilibrio al centro del campo o extremo izquierdo.

La incidencia de Coutinho

El jugador del Liverpool gusta porque puede suplir esas dos posiciones tan importantes: el hueco dejado por Neymar y el sitio de Andrés Iniesta, en caso de estar lesionado o necesitar descanso.

Una vez se recupere Dembelé, y si Iniesta prolonga su mejor versión, Coutinho igualmente tendría sitio en el medio junto al manchego, con los tres puntas por delante y Busquets detrás.

En este caso, los principales damnificados serían Ivan Rakitic y Paulinho, así como otros jugadores que luchan por ganarse minutos: Sergi Roberto –ahora lesionado–, Denis Suárez y André Gomes.

Gerard Deulofeu también perdería protagonismo, como Paco Alcácer. Pero en el Barça consideran que hay que dar ese salto cualitativo.

Aleix Vidal lo tiene crudo

Por ello, en el club no solo trabajan ese fichaje estrella, sino también el apartado de salidas. Y es ahí donde el propio Messi da el visto bueno a una marcha, la de Aleix Vidal: “Se va”.

Alguien tiene que caer del equipo y el de Puigpelat, que debía pelear por el lateral derecho, ha demostrado no estar a la altura. Valverde prefiere a Semedo y Roberto.

Por este motivo, cuando Vidal ha jugado lo ha hecho de extremo, por banda derecha, supliendo al lesionado Dembelé. En cuanto se recupere, y si además llega Coutinho, el jugador formado en La Masía no tendría manera alguna de entrar en las convocatorias.

Está más fuera que dentro. Y, por suerte para el Barça, algunos clubes han mostrado interés por él. Si bien sonaba su regreso al Sevilla hace unos días, ahora se plantea otro posible destino: la Roma.