"Se lo llevaron para allá": así metió mano Franco en el Barça

stop

El fichaje de Di Stéfano por el Real Madrid no fue la única injusticia que soportó el club azulgrana durante el franquismo

Franco saluda a Santiago Bernabéu. A la derecha, Di Stéfano y Puskas

08 de marzo de 2016 (09:15 CET)

Francisco Franco utilizó siempre los éxitos del Real Madrid para proyectar una imagen positiva de España y tapar los abusos y las prohibiciones de su dictadura. Los favores del Generalísimo al club madrileño contrastaron con los daños ocasionados al FC Barcelona, el gran rival del régimen. El caso más escandaloso fue el fichaje de Alfredo di Stéfano por el Real Madrid en 1953, pero no fue el único. Cinco años más tarde, la entidad que presidía Santiago Bernabéu contrató a Ferenc Puskas, uno de los mejores jugadores húngaros de la historia.

El Barça, hasta 1953, había ganado la Liga en seis ocasiones. El Athletic sumaba cinco títulos, el Atlético acumulaba cuatro y el Valencia, tres. El Real Madrid, en cambio, sólo había ganado dos veces la Liga. Con Di Stéfano cambió la historia del fútbol español. Con Puskas, el club que entonces presidía Santiago Bernabéu prorrogó su dominio.

Puskas llegó a España en 1958, convencido de que había fichado por el FC Barcelona. En el club catalán jugaban tres compatriotas suyos: Ladislao Kubalas, Kocsis y Czibor. "Puskas, amigo de mi padre, vino a España creyendo que iba a jugar en el Barça, pero se lo llevaron para allá", explica Zoltan Czibor júnior, que durante muchos años ejerció de fotógrafo en el diario Sport.

Czibor júnior recuerda que Puskas jugó el día de Navidad de 1957 en el Camp Nou contra el Barça. El delantero húngaro vivía entonces en Viena y formaba parte de la plantilla del Vienner. Puskas, según explicaba Mundo Deportivo, pasó las fiestas en casa de Kubala y expresó su deseo de jugar en el club azulgrana. Entonces tenía claro que su etapa en Viena sería corta y que no quería regresar a su Hungría natal, invadida un año antes por las tropas soviéticas.

Puskas y Di Stéfano

El Barça negoció el fichaje de Puskas en los meses siguientes, pero el delantero acabó fichando por el Real Madrid, medio año después. Llegó con sobrepeso, pero estuvo nueve años en el Bernabéu. Él formó parte de la mejor etapa del Real Madrid, liderado por Di Stéfano, quien llegó a jugar algunos partidos amistosos con la camiseta azulgrana y de Barcelona antes de fichar por el club madrileño.

El Barça también intentó fichar a Pelé, pero las autoridades brasileñas hicieron todo lo posible por evitar su salida. Las autoridades franquistas, obviamente, no ayudaron en nada al Barça, que en 1973 se vengó con el fichaje de Johan Cruyff. El Madrid había sondeado un año antes el fichaje del holandés volador, pero frenó la operación y Cruyff acabó jugando en el Camp Nou. En 1973-74, el Barcelona ganó la Liga y en la memoria colectiva figura el 0-5 del Bernabéu. Como entrenador del Barça, Cruyff encadenó cuatro títulos de Liga y conquistó la primera Copa de Europa de la entidad.

Más recientemente, el Barça fichó a Neymar en 2013 después de que el Real Madrid renunciara al brasileño. El futbolista había pasado revisión médica con el club madrileño.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad