Leo Messi | EFE

Sale la porquería de Messi y amigos. Y la saca Dembélé (y ojo porque huele que tira para atrás)

stop

El delantero francés deja en evidencia a algunos de los pesos pesados del Barça

11 de mayo de 2019 (10:51 CET)

Culpables. Eso es lo que se está buscando en el FC Barcelona tras la debacle de Andfield. Los culés firmaron uno de los mayores ridículos de su historia con una derrota que pasará a los anales y en la ciudad condal andan señalando a los responsables en busca de explicaciones.

El que más está recibiendo es Ernesto Valverde. Una fuerte corriente de opinión gira en torno al técnico, al que muchos no consideran apto para ocupar el banquillo culé. Unos opinan que se ha cargado el estilo y la filosofía del equipo. Otros que no es capaz de gestionar el equipo en los momentos clave.

Bartomeu también recibe

Otros, en cambio, defienden al técnico y señalan un poco más arriba. Apuntan que si Valverde no reaccionó es porque no pudo, dado el fondo de armario de bajo nivel que tiene el primer equipo azulgrana.

En otras palabras, culpan a Josep Maria Bartomeu, Eric Abidal y compañía de no haber construido una plantilla competitiva y de haber realizado una gestión de fichajes pésima.

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, durante su intervención en la Asamblea de Compromisarios del FC Barcelona. Foto: EFE/AG

Leo Messi también se lleva lo suyo

Pero ojo, porque cada vez son más los que señalan al seno del vestuario y a un par de jugadores en concreto: Luis Suárez y Leo Messi, de los que se dice que intervinieron en la alineación imponiendo a Phillippe Coutinho en el once titular.

Un Coutinho que atraviesa uno de los peores momentos de su carrera en cuanto a rendimiento y que hasta el segundo de Ernesto Valverde, Jon Aspiazu, reconoció hace unas semanas en GOL que no estaba al nivel que se exige en el Barça.

"No está al nivel del año pasado y Dembélé le ha pasado un poco por encima. Esperemos que mejore porque es un jugador importante para nosotros", señaló el técnico sobre el brasileño. Un Dembélé que sabe perfectamente que está varios escalones por encima que el carioca, tanto como no goza en el vestuario de la protección de otros jugadores.

Y si Coutinho no está al nivel “¿Por qué juega?”, se preguntan muchos. Una cuestión para cuya respuesta cada vez son más los que señalan a Messi.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad