Dembelé participa en un rondo junto a sus compañeros del Barça / EFE

“¿Sabes lo de Dembélé?”. Messi calla. Luis Suárez no contesta (y el mal olor invade el Barça)

stop

El futuro del extremo del Barça está en entredicho y pesos pesados como Messi y Suárez prefieren no comentar la situación

Barcelona, 16 de abril de 2018 (18:03 CET)

“Firmé un contrato de cinco años en Barcelona, ​​estaré aquí mucho tiempo. No me iré después de una temporada”, aseguró Ousmane Dembelé a la televisión francesa. El galo, consciente de la polémica que rodea a su figura, quiso enviar un mensaje a través de una cadena de confianza.

La realidad, no obstante, no termina de ser tan clara para el extremo barcelonista. Dembelé está en la puerta de salida del Camp Nou y si no se quiere ir es porque no tiene ningún destino atractivo donde retomar las sensaciones perdidas.

Un primer año decepcionante

Después de llegar el pasado verano por 145 millones de euros, el ex futbolista del Borussia Dortmund no ha terminado de convencer ni a la dirección deportiva ni, sobre todo, a sus compañeros.

Messi y Luis Suárez, cuyas figuras se ha encargado de mimar y ensalzar en la misma entrevista, no terminan de coger feeling con Ousmane, y en ningún momento defienden a capa y espada su presencia en el once.

Messi pega un palo descomunal a Coutinho (y Luis Suárez se mete en el lío) | EFE

Ante los rumores sobre su futuro, el argentino y el uruguayo guardan silencio. Pero la incógnita respecto a sus opciones dentro del Barça es trending topic en los despachos, y todos los trabajadores se preguntan lo mismo: “¿Sabes lo de Dembelé?”.

Y la respuesta todavía no revelada es que si se abre una posibilidad de cesión que permita al francés adaptarse a España sin la presión de la camiseta azulgrana, se estudiará detenidamente.

Una traspaso bajo sospecha

Es la posibilidad que más gusta por una sencilla razón. Ningún grande ofrece ahora ni la mitad de lo que la directiva de Josep Maria Bartomeu pagó al inicio de curso. Un traspaso implicaría mal vender al supuesto recambio de Neymar y tirar a la basura una millonada.

Algunos de los motivos para la decepción con Dembelé los explica él mismo en la entrevista. “No estoy en la cima de mi juego pero poco a poco, volverá” asegura el culé, que también afirma: “Me canso muy rápido. Tengo que volver a trabajar el ‘cardio”.

Ernesto Valverde quita a Dembelé para poner a Messi sobre el césped en Sevilla | EFE

El dorsal número once de Ernesto Valverde no achaca ese cansancio a su estilo de vida, pero en la ciudad deportiva Joan Gamper observaron de primera mano que el estado físico de Dembelé no era el adecuado al aterrizar en El Prat, y han visto con sorpresa como ese rendimiento empeoraba con una dieta y unos hábitos poco aconsejables para un profesional.

La acumulación de presuntos debes del atacante es demasiado grande y en los despachos de Barcelona saben que tienen un problema entre manos. Además, la posible llegada de un crack como Griezmann dificultará aún más que entre en las alineaciones titulares. El futuro de Dembelé está pendiente de un hilo.