Rizzoli destapa el pasotismo del Barça tras el 'robo' del Atlético en la Champions

stop

El árbitro elogia la cultura deportiva de los jugadores de azulgrana, que no protestaron tras su error

Nicola Rizzoli, acosado por los jugadores del Barça en el terreno de juego | EFE

03 de mayo de 2016 (21:51 CET)

Nicola Rizzoli, el árbitro que pitó el Atlético-Barça de cuartos de la Champions, ha salido a la palestra de protagonistas por unas declaraciones suyas recogidas en la prensa italiana. El colegiado destapa el pasotismo del Barça tras la eliminación europea, dejando claro que nadie en el club puso el grito en el cielo por un arbitraje que, finalmente, fue perjudicial para los de Luis Enrique.

El Barça cayó en el Calderón (2-0). Griezmann perforó la meta azulgrana por dos veces, una de cabeza y la otra, de penalti tras unas manos de Iniesta. El manchego, que no fue expulsado, fue protagonista también en el área rival, al poner un centro que tocó en las manos de Gabi. El árbitro consideró que la acción era fuera del área y privó al Barça de tener un penalti que, de entrar, habría supuesto llevar el partido a la prórroga.

Nada de eso ocurrió. El Barça perdió y los jugadores asumieron deportivamente la derrota. Tanto que ni siquiera fueron a protestar al árbitro esas manos clamorosas dentro del área. Hay que saber perder, pero no hay que dejar de reclamar lo que es justo. Y el penalti era justo. Pero lo que más llama la atención no es solo que no lo reclamasen, sino que además fuesen a felicitar personalmente al árbitro a su vestuario. Cosa que explica el propio Rizzoli.

Esto dijo Rizzoli

"Los jugadores del FC Barcelona y sus dirigentes vinieron al vestuario a felicitarnos. Ninguna protesta. 'Han merecido pasar ellos', fue su comentario. A eso se le llama cultura deportiva. En Italia no sabemos lo que es", ha señalado en la Gazzetta Rizzoli. Lo cuenta el periodista Filippo Ricci.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad