Quique Setién, Gerard Piqué y Leo Messi  | EFE

Repulsivo esto de Messi. Quique Setién ¡lo margina! por pelearse con Leo. ¡Escándalo en el Barça!

stop

Follón en el vestuario culé entre el astro argentino y este crack

17 de febrero de 2020 (12:09 CET)

La llegada de Quique Setién al FC Barcelona le cambió la vida a Riqui Puig. El canterano estaba llamado a ser una de las revelaciones de esta temporada. Pero lo cierto es que Ernesto Valverde no contó con él. Y eso que el Txingurri tenía fama de ser un técnico que apostaba por la cantera.

Pero el cambio de entrenador supuso un cambio en la trayectoria de Riqui esta temporada. Setién se mostró encantado desde el primer minuto con el joven de Matadepera. El cántabro le garantizó minutos, oportunidades y protagonismo.

Quique Setién mira la cantera

Quique, como Valverde, también tenía fama de descubridor de jóvenes promesas y de apostar por ellas. Y rápidamente se pudo comprobar cuando en su primera convocatoria. Fue contra el Granada. Y ese día Riqui disputó 19 minutos.

"El ambiente es muy diferente, sobre todo en LaLiga y en el Camp Nou, y estoy muy feliz por haber debutado en casa, aunque lo más importante han sido los tres puntos", decía un emocionado Riqui Puig en la zona mixta tras el choque. “Quique me pidió que fuera atrevido, que presionara arriba y que no perdiera balones", añadió.

EOPOkXAW4AA0wtk

Riqui Puig gana enteros

Tres días después Setién repitió la operación para el choque contra el Ibiza correspondiente a los dieciseisavos de la Copa del Rey. Volvió a convocar a Riqui y en esta ocasión, además, fue titular. No firmó un buen partido, pero sumó 71 minutos más disputados esta temporada.

Pero a partir de ahí todo cambió. Se quedó fuera de la convocatoria en el siguiente partido contra el Valencia, que el Barça perdió 2-0. Y también en el partido de los octavos de final de la Copa contra el Leganés (5-0).

El efecto Riqui Puig se diluye

Puig regresó a la lista de Setién poco después para el partido ante el Levante. Pero aquel día disputó solo dos minutos. Los últimos dos que ha jugado Puig con el primer equipo esta temporada.

Se cayó de la convocatoria contra el Athletic Club en la Copa (1-0). Y entró de nuevo contra el Real Betis. Pero no saltó al césped. Y volvió a quedarse fuera este fin de semana contra el Getafe. La joven promesa ha vuelto a desaparecer del panorama culé.

Justificación dudosa

La versión oficial del club culé señala que Riqui estuvo enfermo cuando se quedó fuera de la lista contra el Valencia y el Leganés. Además, Setién señaló que prefirió darle descanso para darle minutos a otros cracks y tenerlo a punto en los siguientes partidos.

De hecho, la apuesta del de Santander por la cantera tuvo continuidad con la llamada a Álex Collado, que sustituyó a Riqui en las convocatorias contra el Valencia y el Leganés. Además, el míster consideró que era más necesario un delantero que un efectivo para la medular.

Saltan las sospechas

Pero lo cierto es que después de aquello Riqui Puig solo ha jugado dos minutos en tres partidos. Y el asunto ha levantado un sinfín de sospechas.

Se cuenta en Barcelona que en las decisiones de Setién de frenar la progresión de Puig tiene que ver con un peso muy pesado del vestuario culé: Leo Messi.

Riqui Puig y Leo Messi | EFE

Ojo con Leo Messi

Según se ha filtró desde el seno del club, el canterano tuvo un encontronazo con el delantero argentino en una sesión de entrenamiento que no terminó nada bien. Una escena que le habría condenado para los siguientes compromisos del club catalán.

Todo ocurrió durante uno de los rondos que realizan los cracks en las sesiones de Setién. En un instante del ejercicio, Riqui lanzó un caño a Leo, en un gesto que no le habría gustado nada al astro de Rosario. Porque al capitán no le gusta que le vacilen ni le dejen en evidencia.

En este sentido, cuentan en la ciudad condal que no es la primera vez que Messi tiene problemas con algún canterano. Jean-Clair Todibo, por ejemplo, contaba que los jugadores tienen órdenes de controlarse cuando se trata de hacer una entrada a Leo. Pero por lo visto, sin embargo, el asunto no se limita a no hacer entradas duras. Pues tampoco se podría dejar en evidencia al sudamericano.  Es intocable.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad