Recadito de Messi a Neymar

stop

El delantero argentino del Barça envía un mensaje a su compañero

Messi mira a Neymar | EFE

24 de junio de 2016 (10:25 CET)

Leo Messi es el líder del Barça. Su joya más preciada. Su valor más fiable. Y la palabra del astro argentina es sagrada en el Camp Nou. Habla poco, porque es muy introvertido, pero cuando lo hace suele dejar mensajes que no son gratuitos. El último, al menos, no lo es. En una entrevista concedida al diario SPORT, Messi ensalza al Barça y expresa su ilusión por vivir a Barcelona, unas palabras que muchos esperan que pronuncie Neymar. El brasileño sigue callado, especulando con su futuro.

"Soy feliz en el Barça y en Barcelona", ha dicho Messi en la concentración de la selección argentina antes de disputar la final de la Copa América contra Chile. "Mientras el club y la gente quiera, estaré encantado de ayudar a conseguir nuevos retos", ha recalcado el mejor futbolista de toda la historia.

Messi está encantado en el Barça y en Barcelona. Hace dos años y medio, su futuro en Catalunya era mucho más incierto. Ahora, en cambio, es respetado y admirado por todos. Nadie se atreve a cuestionar su liderazgo y Leo se siente valorado. Su alegría, sin embargo, contrasta con las dudas de Neymar, que sigue sin firmar la renovación de su contrato con el club azulgrana. Su padre, mientras, presiona con ofertas del PSG, del Manchester United y del Real Madrid.

La respuesta de Neymar

El Barça espera ya una respuesta de Neymar, a quien le ha ofrecido un contrato de larga duración a cambio de 15 millones de euros netos por temporada. El brasileño, sin embargo, pide 25, una cifra superior a la que percibe Messi. Y el club tiene claro que el argentino debe ser el jugador mejor pagado.

Neymar debe resolver ahora su futuro. En el Barça sabe que puede seguir creciendo al lado de Messi y Suárez. En el PSG ganará más dinero y su entorno asegura que tendrá más opciones de ganar el Balón de Oro, aunque la liga francesa no es muy competitiva. La pelota está en su tejado y en el Camp Nou están hartos de tantas presiones y amenazas. Con Messi, en cambio, están encantados.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad