“Quieren echarme”. Iniesta no se lo cree, pero es verdad (y deja al Barça por los suelos)

stop

El capitán del FC Barcelona no da crédito a las palabras de un crack del vestuario culé

16 de noviembre de 2017 (14:56 CET)

A pocos días para que se abra el mercado de fichajes hay un nombre que vuelve a aparecer en la lista de transferibles del FC Barcelona. Se trata de Denis Suárez. El  centrocampista es uno de los jugadores que el club ha colocado en la parrilla de salida.

El problema es que el jugador no tiene ninguna intención de irse. De hecho, el propio Denis declaró hace unos días en una entrevista al periódico Mundo Deportivo que en ningún momento se ha planteado abandonar el Camp Nou. Es más, quiere quedarse y ser importante para Ernesto Valverde.

El centrocampista, harto de ver como el club le pone constantemente en el escaparate, decidió acudir a su amigo Andrés Iniesta para explicarle la situación y para decirle que, literalmente, “quieren echarme”.

Iniesta no da crédito

Una información que el manchego no se cree. Al capitán del Barça le cuesta mucho aceptar que Bartomeu y la secretaría técnica estén intentando vender a Suárez viendo los problemas que está teniendo el equipo en el centro del campo y lo justos que van de efectivos en esas posiciones.

Pero la realidad es que sí, que el Barcelona quiere venderlo y sacar unos cuantos millones por él. El club necesita ingresos para hacer frente a las fuertes operaciones que quiere llevar a cabo en los próximos meses. Los fichajes de Coutinho y algún crack más serán muy caros y en el Camp Nou deben hacer caja.

Por la espalda

Pero lo que indigna realmente al gallego, y que deja en muy mal lugar a la directiva, es que nadie ha contactado con él para comentarle la situación. Es más, todos los inputs que recibe Denis por parte de Bartomeu y los suyos es que los consideran una de las piezas claves del presente y del futuro del equipo.

Pese a que no está teniendo la continuidad que le gustaría, sí que es cierto que Ernesto Valverde ve en él un jugador a tener en cuenta. Pude jugar en varias posiciones y, teniendo en cuenta que cada vez más el Barça está jugando sin extremos puros, la posición de interior o media punta le va como anillo al dedo.

En esa posición es en la que brilló en sus etapas en el Villareal y el Sevilla y se siente muy cómodo. Además, Valverde ya le ha comentado que la temporada es muy larga y le necesitará para dar descanso a los cracks cuando llegue el momento de jugárselo todo.

Es por eso que Suárez se siente muy desconcertado y disgustado con esta situación. Cree que hay alguien en el entorno del club que lo está poniendo a la venta y se siente traicionado. Un disgusto que ha llegado a oídos de un Iniesta que, lejos de aceptarlo, niega la mayor. Lo triste es que, por mucho que a ‘Don Andrés’ le suena a chino, Denis vuelve a estar en la lista de transferibles.