Leo Messi  | EFE

Quiere venir al Barça. Y se lo dice a Messi. Y es el sustituto de Dembélé

stop

El nombre que suena en el Camp Nou para ser el recambio de delantero francés

15 de noviembre de 2018 (16:45 CET)

Ousmane Dembélé se ha convertido en uno no los nombres que más está sonando en los últimos días en el Camp Nou. De hecho, cuentan desde el club que representantes de la entidad y del jugador han mantenido una reunión.

Una reunión en la que se le ha dado un toque de atención, y de los duros, a Ousmane. Y es que el delantero francés está descontrolado: llega tarde a los entrenos y a los partidos, desaparece durante una hora y media alegando después una polémica gastroenteritis, no se entiende con el resto de compañeros de vestuario…un drama.

El sustituto de Dembélé

Eso sí, en la junta siguen confiando en él. No tanto como el día en el que se le fichó. Mucha menos, pero aún queda un rayo de esperanza. De ahí el ultimátum a su representante y a su entorno.

Ousmane Dembélé | EFE

En el Barça saben que tiene calidad de sobras para ser un grande, pero le falta centrarse en el balón y dejar de lado las otras ‘prioridades’. Entre otras cosas porque no es otro que el Liverpool el que está dispuesto a llevárselo para Anfiled.

Y, de hecho, en enero. Cuentan desde el club que Jurgen Klopp va como loco por hacerse con Dembélé y completar así una plantilla de primer nivel. Una idea que en el Barça, de momento, no ven con buenos ojos.

Quiere comprobar si este último toque te atención ha surgido efecto. Si no es así, lo empaquetarán de camino a la Premier. Eso sí, antes se asegurarán muy mucho de cumplir los deseos de Mohamed Salah.

El cambio de cromos

Y es que cuentan los que más conocen al egipcio que su sueño es jugar junto a Leo Messi y el resto de cracks del conjunto azulgrana. Da por acaba su etapa en Inglaterra y quiere aprovechar el momento para recalar en un club top y en una liga top como es el Barça y la competición española.

Salah  | EFE

Una opción, la de un cambio de cromos, que cada vez gana más enteros en el feudo culé. La afición lo firmaría con los ojos cerrados, el vestuario, por supuesto. La directiva tiene dudas.

Unas dudas que durarán unas semanas más. Y es que el mercado de invierno está a la vuelta de la esquina. Y ojo porque el Liverpool, cuentan, está ofreciendo 100 millones por el galo. Una oferta cada vez más apetecible.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad