“¿Quién se lo dice?”. Y es a Dembélé (o el Judas en el Barça)

stop

La puñalada por la espalda al delantero francés del equipo de Ernesto Valverde

18 de abril de 2018 (13:23 CET)

No encaja. Ousmane Dembélé sigue sin dar lo que esperan de él en el FC Barcelona. El delantero francés está muy lejos de justificar los 140 millones de euros que el club culé pagó por sus servicios al Borussia Dortmund el pasado verano.

Este martes el atacante anotó uno de los dos tantos que el Barça endosó al Celta de Vigo en el empate que firmaron los de Ernesto Valverde en Balaídos (2-2). Pero el que a estas alturas sea solo el segundo gol en la cuenta del delantero esta temporada deja su rendimiento en muy mala posición.

Ousmane Dembélé empieza con mal pie

Sí es cierto que las lesiones tampoco le dejaron entrar con buen pie en el vestuario azulgrana. Hasta 27 partidos se perdió el galo debido a las dos lesiones que sufrió de forma consecutiva y que no le permitieron a Valverde contar al 100 % con Ousmane hasta el 11 de febrero. Precisamente su vuelta definitiva al equipo fue contra el Getafe, equipo ante el que empezó su calvario con los problemas físicos.

Messi tira de la manta con la lesión de Dembelé en el Barça | EFE

Osumane Dembélé no da la talla

Pero también es verdad que el jugador no está dando lo que debería un crack de su calibre. Dos goles en su haber a estas alturas de la temporada, a pesar de su estancia en la enfermería, dejan sus registros en unas marcas muy pobres.

Tanto es así que en el club algunos empiezan a estudiar alguna fórmula para darle salida el próximo verano. Más aún si Antoine Griezmann termina vistiendo la camiseta azulgrana, y es que no hay sitio para todos. “¿Quién se lo dice?”, se preguntan los que ya le ven fuera la temporada que viene.

Y ojo, porque en la directiva no son los únicos que no le ven en el equipo el próximo año. O, al menos, que no le quieren ver. Este miércoles, todos le abrazaban en el gol, pero lo cierto es que hay algunos que no pueden con él.

Algunos pesos pesados culés opinan que ha tenido oportunidades de sobra para demostrar su valía, y que si no lo ha hecho ya es porque no tiene el nivel suficiente.

Leo Messi y Luis Suárez toman la palabra

Sin ir más lejos, el fichaje de Phillippe Coutinho fue una petición de Luis Suárez y Leo Messi. A ninguno de los dos delanteros les convenció Dembélé como sustituto de Neymar Jr.

Ernesto Valverde quita a Dembelé para poner a Messi sobre el césped en Sevilla | EFE

Además, la posición natural del galo es el extremo derecho, justo donde tiende más a jugar Messi. Por eso exigieron a los mandatarios un crack de garantías, contrastado, del estilo Barça y con capacidades demostradas para entender la forma de jugar del equipo culé, y presionaron para que cerraran el fichaje de Coutinho, que se había quedado a medias en verano.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad