¿Quién apuñala a Neymar por la espalda en el vestuario del Barça?

stop

El crack brasileño sale trasquilado de algunas conversaciones internas de la plantilla

Neymar celebra su gol ante el Sporting | EFE

11 de diciembre de 2016 (18:56 CET)

Neymar Júnior va camino de ser aquél gallo en el gallinero contra el que alertó en su momento Johan Cruyff. Al brasileño le crecen los enanos.

El futbolista del Barça ha sido víctima de algunas críticas en los últimas días. Tiene enemigos dentro del vestuario azulgrana.

Neymar es un futbolista maravilloso y tiene un carácter muy alegre, agradecido en un vestuario. Pero hay cosas suyas que no gustan.

Por ejemplo, esa chulería que saca a relucir en los partidos y que también ha dejado entrever en algunos entrenamientos. Y ese afán por salirse siempre con la suya, aunque ello suponga recibir un trato de favor que no tiene el resto.

Privilegios que salen caros

Un poco bajo el lema del "porque yo lo valgo", Neymar se ha ganado un punto de mala fama en el interior de la plantilla azulgrana. En los últimos tiempos ha recibido varios toques de atención.

Ahora, arrecian las críticas contra él porque se da la circunstancia de que en los últimos partidos que se ha perdido –por lesión, sanción o los Juegos de Río– el Barça ha jugado mejor.

Resulta que con Arda Turan por la izquierda el conjunto azulgrana gana cosas, aunque pierda el desequilibrio del crack brasileño.

Neymar también se supone que tiene gol, pero esta temporada no lo está exhibiendo. Arda lleva ocho tantos, por seis del brasileño. Y Rafinha, con mucho menos protagonismo, lleva cinco.

Lío con Messi y Suárez

Pero lo alarmante del caso no es eso, sino que Leo Messi y Luis Suárez parecen sentirse más cómodos con Arda. Además, valoran el trabajo que está haciendo el turco en defensa, y que Ney no hace.

Neymar debe asumir galones, decidir partidos, marcar la diferencia. Es el máximo asistente del equipo, pero no pagaron por él tantos millones para que dé pases.

Suárez y Messi tienen más libertad en ataque sin Neymar y lo cierto es que el Barça ha jugado mejor en ausencia del brasileño. Los propios cracks lo han dicho de puertas para dentro. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad