Una estrella del Barça planta cara a su entrenador | EFE

“Que me lo diga a la cara”. El jugador del Barça que se pone chulo con Valverde

stop

Un crack culé habla alto y claro

17 de noviembre de 2017 (09:44 CET)

La historia se repite una vez más. Cada vez que se acerca las fechas para que se abra un mercado de fichajes hay un jugador en la plantilla del FC Barcelona que siempre está en las quinielas para abandonar el club.

No es otro que Aleix Vidal. El lateral vuelve a estar en la lista de transferibles. La poca continuidad que está teniendo con Ernesto Valverde ya le sitúa en la parrilla de salida. Y es que el catalán, tal y como le ocurrió el anterior entrenador, Luis Enrique, no está jugando de manera regular.

Y eso que Valverde lo ha intentado. Ha probado al jugador en dos posiciones, la de lateral y la de extremo, pero en ninguna de ellas ha acabado de convencer al técnico vasco. De hecho, Aleix vuelve a ser un habitual en la grada del Camp Nou.

No se va

Todo ello ha llevado al club a intentar una vez más deshacerse de él. Valverde ya ha hablado con Bartomeu y le ha hecho saber que no cuenta con él y que si llega alguna oferta con cara y ojos la acepte.

Pero Vidal no tiene ninguna intención de abandonar el Barça. El español, por mucho que no esté teniendo las minutos que le gustaría, prefiere quedarse en el Barcelona esperando su oportunidad.

Es más, tras saber que desde la secretaría técnica, con la complicidad del Txingurri, han decidido ponerlo en el escaparate, el defensa no se ha mordido la lengua y ya le ha dicho a sus más allegados que si Valverde quiere echarlo, “que me lo diga a la cara”.

Una nueva oportunidad

El defensa sabe que en este segundo tramo de la temporada el vasco va a necesitar dar descanso a los titulares y aes allí donde puede tener minutos. Además, con la lesión de Sergio Roberto, el único jugador, además de Vidal, que puede ocupar el puesto de lateral derecho es Semedo.

Y allí es donde surge una nueva posibilidad para que Aleix cuente para Ernesto. Es consciente que el portugués no está consolidado y, con un calendario tan apretado como el que tiene el Barça, cree que en algún momento u otro el técnico le dará entrada.

Por otro lado la suerte que tiene el catalán es que no hay ningún club realmente interesado en él. El Valencia habría planteado una cesión de car a enero, pero Aleix ya le ha dicho al club que no se va.