Problemas para Messi en España 

stop

El futbolista del Barça detecta que su imagen está muy dañada tras se condenado por la Audiencia Provincial de Barcelona

Leo Messi y su hermano Rodrigo, frente a un Mosso d'Esquadra | EFE

25 de julio de 2016 (11:59 CET)

Leo Messi ha tenido un verano muy movido. La derrota de la selección argentina en la final de la Copa América y el castigo que le impuso la Audiencia Provincial de Barcelona por evadir impuestos fueron dos golpes muy duros que afrontó el mejor futbolista del mundo. De su regreso con la albiceleste nadie quiere pronunciarse ahora, pero Messi sabe que sus problemas con la justicia pueden pasarle factura en España.

El verano de 2016 no ha sido demasiado plácido para Leo. El futbolista desconectó en las Bahamas y después en Ibiza de tanto ajetreo. La pasada semana regresó a Castelldefels y este lunes se ha desplazado con el Barcelona hasta Inglaterra. No le esperaban hasta el 1 de agosto, pero ha querido avanzar su regreso al trabajo.

Messi ha detectado un clima de crispación respecto a su persona que no había observado nunca. La pena de cárcel y la multa de 3,5 millones de euros que le impuso el juez de la Audiencia Provincial de Barcelona tendrán consecuencias. En los últimos días, el jugador ha escuchado más de un insulto mientras paseaba por Ibiza o Castelldefels.

El cántico

El entorno de Messi teme que los verdaderos problemas para el crack empiecen ahora. Sabe que muchos aficionados de cualquier campo de fútbol español se recrearán con sus problemas con Hacienda. El cántico "Hacienda somos todos, Messi paga ya", puede acompañarle durante muchos meses.

Messi, una persona muy poco comunicativa, intenta aparentar tranquilidad. En el Barça nadie duda de su compromiso con el club. En su entorno, sin embargo, no descartan ningún escenario a partir de 2018. Dentro de dos años acaba su contrato con la entidad azulgrana y el futbolista no tiene prisa por prorrogarlo. De momento.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad