¿Por qué el Barça firma tantos fichajes jóvenes?

stop

La estrategia de Bartomeu, Luis Enrique y Robert para el triple final feliz

Leo Messi, Denis Suárez, Samper, Umtiti, Lucas Digne y André Gomes  | EFE

01 de septiembre de 2016 (22:23 CET)

Final feliz. Es lo que todo el mundo quiere, empezando por las películas de Disney. Lo quiere Josep María Bartomeu, consciente de que en 2021 pondrá fin a su ciclo como presidente del FC Barcelona si no pasa nada por el camino. Lo quiere Luis Enrique Martínez, cuyo renovación está en el aire y, en caso de dejar el club, también querrá hacerlo por todo lo alto. Lo quiere Robert Fernández, que este verano ha tenido su primera prueba de fuego, de la que saca pecho –"un antiguo director deportivo del Valencia me dijo que él no habría dejado salir a Paco Alcácer tan barato"–, con la contratación de seis futbolistas. Y lo quieren, precisamente, estos seis nuevos jugadores.

Cinco de ellos tienen entre 22 y 23 años: Paco Alcácer, André Gomes, Samuel Umtiti, Denis Suárez y Lucas Digne. No es casualidad. Ello responde al triple final feliz que quieren Bartomeu, Luis Enrique y Robert. El último, porque si salen bien los fichajes ganará un plus de autoridad que todavía no ha adquirido. El segundo, porque tendrá fondo de armario para competir por los títulos y, porque a falta de cantera, quiere dejar cuando se vaya un bloque sólido y competitivo.

Renovar una generación de ensueño

Este punto es importante. Los fichajes de esos cinco jugadores, tasados en unos 110 millones de euros, responden a una clara voluntad de renovar una generación de futbolistas de ensueño. Iniesta tiene 32 años y no tiene un relevo de garantías, Messi y Suárez han cumplido 29, como Piqué, y Sergio Busquets tiene 28. Son la columna vertebral del Barça, pero el club todavía no les ha encontrado recambios a su altura (salvo Neymar, que sería el de Messi).

Por tanto, y a favor del club, cabe decir que estos fichajes no son tanto para calentar banquillo bajo la trampa del denominado "fondo de armario" –aunque lo calentarán, y mucho, este primer año– sino que están pensados para protagonizar la renovación del mejor equipo del mundo. Otra cosa, y eso ya es la responsabilidad de Lucho y Robert, será que estos jugadores estén verdaderamente a la altura de las circunstancias.

Reducción de la masa salarial

Decíamos que también Bartomeu busca un final feliz con esta operación. Y no hablamos de la parcela deportiva, sino de la económica. El punto positivo de fichar a tantos jugadores jóvenes, de la misma edad que otros futbolistas hasta ahora sin galones, viene a desembocar en un ahorro económico. El club tiene una escala salarial que cumplir y no puede situar a un recién llegado Denis Suárez cobrando más que Rafinha o Sergi Roberto. Están al mismo nivel.

El Barça, por tanto, planea reducir masa salarial con la incorporación de estos futbolistas jóvenes, cuyos sueldos rondan entre tres y cinco millones de euros brutos en el mejor de los casos. De esta forma, el club podrá abordar con garantías las renovaciones millonarias de Leo Messi, Neymar y Luis Suárez. Además, también están en la lista Ivan Rakitic y el propio Luis Enrique.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad