Pitorreo en Madrid: "¿La mejor plantilla de la historia del Barça? ¡Ja,ja,ja!"

stop

El ridículo contra el Alavés convierte a los azulgrana en el hazmerreír de la Liga

Luis Enrique, con cara de pocos amigos, frente a los cabizbajos Messi y Neymar | EFE

10 de septiembre de 2016 (23:17 CET)

Pitorreo con el FC Barcelona. Las redes sociales echan humo y los hinchas del Real Madrid se parten de la risa tras ver cómo el todopoderoso Barça hincaba la rodilla este sábado contra el recién ascendido Alavés en el Camp Nou (1-2). El tropiezo de Luis Enrique recuerda al de Guardiola contra el Hércules en la segunda jornada de la temporada 2010-11. Aquel año terminó con una Liga y una Champions en las vitrinas del Barça. En el fútbol todo es posible, pero hoy toca recibir las críticas y soportar burlas como esta: "¿La mejor plantilla de la historia del Barça? ¡Ja,ja,ja!".

Esta frase es un dardo claramente dirigido a Luis Enrique Martínez, que hizo autocrítica en la rueda de prensa posterior al partido. Hace unas semanas, preguntado por los fichajes realizados, Lucho dijo que la actual plantilla era la mejor que había tenido en sus tres años en el Barça. En un claro desprecio a Xavi Hernández y Dani Alves, la mayoría de culés discreparon del asturiano.

El técnico es el gran señalado por emplear un once inicial totalmente distinto al habitual, con tan solo cuatro teóricos titulares: Mascherano –tremendamente desacertado–, Busquets, Rakitic y Neymar. Este último llevaba más de 100 días sin pasar por Barcelona, alejado del equipo.

Mathieu fue el más peligroso

Cillessen y Paco Alcácer debutaron con dos discretas actuaciones, y tampoco los también recién llegados Denis Suárez y Lucas Digne estuvieron a la altura. Arda Turan, Jeremy Mathieu y Aleix Vidal, el otro gran señalado del encuentro junto a Masche, completaban el once.

Luis Enrique trató de revolucionar el encuentro en el segundo tiempo dando entrada a los pesos pesados de la plantilla: Andrés Iniesta, Leo Messi y Luis Suárez. Pero ni con esas hubo manera. Pellegrino plantó perfectamente la defensa de cinco hombres del Alavés, completamente inexpugnable. Los goles de Deyverson ('39) e Ibai ('64) hicieron inútil el de Mathieu ('47). Y en el Madrid, que presenta el proyecto más serio de los últimos años, se ríen. ¿Cambio de ciclo? 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad