Piqué la lía con Sergio Ramos: “¿No lo sabes?” (y es de traca) | EFE

Piqué tapa el primer gran lío en el Barça (y Messi está en el ajo)

stop

El vestuario culé tiene un incendio creciente muy peligroso

20 de agosto de 2018 (11:08 CET)

Lanzados. El FC Barcelona ha empezado la temporada 2018-19 como un tiro. Sin demasiado esfuerzo, los de Ernesto Valverde se deshicieron del Sevilla en la final de la Supercopa de España (2-1). Una semana después, el pasado sábado, los culés vencieron al Alavés (3-0) sin tener que hacer florituras.

Así, Ernesto Valverde está a un partido de conseguir su objetivo en estas primeras semanas de competición, que pasa por ganar todos los partidos antes del parón por compromisos internacionales. El Txingurri sabe de la importancia de llegar al descanso por partidos de selecciones con pleno de victorias: se evitan 15 días de críticas y mala mar, mientras se da un golpe en la mesa y una declaración de intenciones de cara a la temporada.

De ahí que Valverde no dudara en intervenir con cambios en el choque contra los del Pitu Abelardo. No hay tregua. Sustituciones que, por otro lado, dejaron claro que el míster tiene las ideas claras.

Barça gol

Pero no todas las decisiones del técnico son del agrado del grupo al completo. Hay un crack que no comulga la forma de meter mano de Ernesto en los partidos.

Malcom, inédido

Este es Malcom, fichado este verano del Girondins de Burdeos. El brasileño fue uno de los jugadores más destacados durante la pretemporada, en la que fue el máximo goleador.

Pero ha sido empezar la competición oficial y el Txingurri ha mandado al jugador al banquillo e incluso a la grada, después de que para el partido de Tánger contra el Sevilla no entró en la lista de convocados. El jugador llegó para ser un revulsivo pero la realidad es que ya lleva dos de dos partidos oficiales en los que no tiene ni un minuto. La semana pasada solo jugó contra el Boca Juniors en el Trofeu Joan Gamper. Y ojo, porque Ousmane Dembélé también está ‘amenazado’.

Messi y compañía prefieren a Coutinho

Apuntan desde el entorno más cercano al vestuario que Leo Messi, Luis Suárez, Gerard Piqué y el resto de pesos pesados prefieren a Phillippe Coutinho completando el tridente y no tragarán con que a medio plazo no sea el tercero hombre de la línea de ataque.

De momento Valverde mantiene a Dembélé en el once y a Coutinho en el centro. Pero es cuestión de semanas que el francés regrese al banquillo y Coutinho pase a ser el tercer sudamericano del ataque culé.

Veremos la reacción de un Malcom que no es como Dembélé. El brasileño es de los que no se callan y si no juega no bajará la cabeza. No ha venido a ser un eterno suplente.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad