Gerard Piqué | EFE

Piqué se entera: el ridículo más bestia del Barça (y no saben cómo taparlo)

stop

El central catalán conoce uno de los problemas más grandes que se le avecina al conjunto culé

29 de mayo de 2018 (11:41 CET)

Está fuera. Con casi toda seguridad, André Gomes no continuará en el FC Barcelona la próxima temporada. Muchos en el club culé le quieren fuera del club y o quieren que su salida se demore más allá del próximo verano.

El futbolista llegó de Valencia en la temporada 2016-17 a cambio de 37 millones de euros, pero dos campañas después no ha logrado adaptarse al equipo. Han sido dos años repletos de dudas los del portugués en el Barça y la paciencia de los responsables con el joven luso se acabó.

André Gomes

Leo Messi le pone la cruz a Gomes

También la de algunos pesos pesados, que no ven que Gomes tenga lo que hay que tener para ser jugador del equipo catalán. Sobre todo un Leo Messi que no olvida la información que publicó el diario A Bola, en las que supuestamente André habría dicho que en el Barça es Leo el que hace las alineaciones.

El jugador no tardó en desmentir la información, pero ya era tarde. El argentino ya tenía la mosca tras la oreja.

Los pretendientes de André Gomes

Por todo ello el futbolista ha sido declarado transferible y lo cierto es que ofertas no le faltan. La Juventus de Turín, por ejemplo, ha mostrado su interés en el futbolista en más de una ocasión, mientras que desde el Nápoles también le pretenden.

Mario Rui, jugador del conjunto que este año dirigirá Carlo Ancelotti, incluso le dio la ‘bienvenida’ al club napolitano. "Rui Patricio y Andre Gomes en Napoli son bienvenidos”, es el mensaje que mandó Rui al jugador culé.

La situación apunta a que debería ser una oportunidad del Barça para colocar a un jugador con el que en el club no cuentan, pero más bien puede desembocar en uno de los ridículos más grandes del club en los últimos años. Al menos en la parcela de traspasos.

El ridículo del Barça

Andrés Iniesta sustituye a André Gomes en un partido del Barça con Luis Enrique en el banquillo | EFE

El asunto es que mientras en la ciudad condal piden 40 millones por su venta, las propuestas que llegan no superan los 20 ‘kilos’. 

Las declaraciones del centrocampista a la revista Panenka donde reconocía no estar en un buen momento anímico, sumado a que no irá convocado al Mundial han dejado el caché de Gomes por los suelos. Y no parece que vaya a tener buena solución.

El asunto que corre como la pólvora en el vestuario culé, donde los pesos más pesados liderados por Messi y Gerard Piqué están muy pendientes de si André seguirá en el equipo el próximo año o por el contrario logran perderlo de vista. Algo que no ocurrirá si los dirigentes no le abren la puerta a low cost. Es decir, aceptan el ridículo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad