Gerard Piqué suelta una 'bomba' de Zidane (y es bestial) | EFE

Piqué protagoniza una trifulca en el vestuario del Barça

stop

El central monta el lío en el conjunto de Valverde

19 de octubre de 2017 (10:22 CET)

Molestos. A varios miembros del vestuario culé no les gustó el partido que protagonizó Gerard Piqué. Más concretamente con la jugada absurda que dejó a los culés con 10 jugadores para toda  la segunda parte y con solo un gol de renta frente al Olympiacos.

Por suerte, no hubo que lamentar males mayores. Los de Ernesto Valverde terminaron llevándose los tres puntos y dejaron el pase a octavos de final más que encarrilado.

Pase a octavos a punto

Con el 3-1 ante los griegos, los catalanes solo necesitan sumar un mejor resultado que el que coseche la Juventus de Turín en la jornada 4 de la fase de grupos para asegurarse la continuidad en la máxima competición continental.

Sin embargo, ello no diluyó el enfado de narices que llevaban varios componentes del grupo culé.

Mosqueo monumental

El primero de ellos era el propio Valverde. El técnico estaba muy mosca por la niñería del defensa, que obligó al técnico a cambiar sus planes iniciales para el choque y que puso en juego dejar la clasificación vista para sentencia.

Así de claro se lo dejó el Txingurri al llegar al vestuario en la media parte, que se lo reprochó y le dedicó alguna palabra más alta que otra.

Al otro al que no le gustó nada la inmadurez del central fue a Gerard Deulofeu. Harto de que le digan que es un jugador de 30 minutos, el de Riudarenes estaba aprovechando la oportunidad que le dio Valverde y estaba dando un auténtico recital en el primer tiempo.

Pero fue el canterano el elegido por el míster para abandonar el terreno de juego en favor de Javier Mascherano, que entró para completar la defensa de cuatro a la que no quiso renunciar el técnico.

Deulofeu, muy amigo de Piqué, terminó el encuentro muy enfadado con el central, al que culpó directamente de su cambio a raíz de la expulsión.