Piqué pone muy nervioso a Florentino Pérez con la última que está montando en el Barça

stop

El central sabe como tocar las narices al Real Madrid

La lista que corre por Barcelona liquida a Piqué (y a Shakira)  | EFE

08 de febrero de 2017 (10:58 CET)

Séptima final de Copa en nueve años. Seis de ellas el equipo más poderoso de España y con el segundo estadio más grande se escaqueó de organizar una final. ¿Lo hará una séptima vez?

Antiguamente las finales de la Copa se celebraron siempre en el Santiago Bernabéu. En el estadio más grande de la capital de España. Lo lógico.

En Italia, por ejemplo, la final se juega en el Olímpico de Roma. En Londres, Wembley es la sede oficial. En Alemania se juega en el Olímpico de Berlín. En Francia el Parque de los Príncipes de París celebra el este partido.

Pero Spain is diferent. Aquí hasta el último día no se decide el lugar de reunión de los dos finalistas. Los intereses de los clubes van por delante de los de los aficionados y de la esencia de la competición.

Quieren la final en el Bernabéu

En el vestuario del FC Barcelona empiezan a estar hartos de que cada año ocurra lo mismo. Que la final de una de las competiciones más importantes de la temporada se termine jugando en estadios en ruinas. Campos que necesitan una remodelación urgente.

Se puede entender que si el Real Madrid llega a la final no quieran jugar en su estadio si el rival es el Barça. Si además tenemos en cuenta que perdieron su última final en casa (1-2 ante el Atlético de Madrid), es comprensible que se nieguen. Pero hace ya cinco años que los blancos no llegan tan lejos.

Este pensamiento se difundió en el vestuario blaugrana. Gerard Piqué dejó claro a sus compañeros que esta partido debe jugarse en Chamartín.

Mensaje a la Federación

Desde la ciudad condal ya presionan para que la final se juegue en el mejor estadio posible. La entidad catalana comunicó a la Federación Española de Fútbol que pondría el Camp Nou, pero el rival querrá jugar en terreno neutral. La resolución está en manos de los responsables de Las Rozas.

Los blancos tienen suerte de que esta sea la última temporada del Vicente Calderón y que los colchoneros quieran acoger la final.  Enrique Cerezo lo dijo públicamente antes del inciio del partido. Muy probablemente pese el tema sentimental y los colchoneros se lleven la organización del evento. No obstante, desde el seno culé ya se trabaja para que la final sea en el campo del eterno rival. Quieren agotar todas las opciones.

Florentino Pérez ya busca la forma de que esa final no se juegue en el feudo blanco. Veremos cuál es la excusa que se le ocurre esta temporada. Los argumentos se le acaban.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad