Gerard Piqué

Piqué pillado. “¿Sabes lo que hizo la otra madrugada?”. Quique Setién traga con todo. ¡Así va el Barça!

stop

El central azulgrana y el lío del que todos hablan en las redes sociales

02 de marzo de 2020 (15:30 CET)

Uno de los protagonistas del Clásico que ganó el Real Madrid no fue otro que Gerard Piqué. Entre otras cosas porque, como es habitual en el central catalán, dejó una serie de ‘recados’ a los blancos una vez finalizado el partido.

Pese a que el Barça no cuajó un buen encuentro y que los de Zidane se colocaron líderes tras la victoria, Piqué no se mordió la lengua: “El de la primera parte, es el peor Madrid que he visto en mucho tiempo en el Bernabéu. No es una crítica, cada uno tiene lo suyo”.

Y fue más allá: “Siempre que se pierde aquí uno se va dolido, sabemos de la trascendencia del partido, más allá de los puntos. Ganar era un paso importante, pero el fútbol es así, a veces se gana y otras se pierde. Tenemos que centrarnos en mejorar, sumar de a tres y esperar que fallen en alguno de los partidos que vienen para volver a estar arriba”.

Piqué

El lío con Piqué

Un Piqué que, por mucho que intentara restar méritos al Madrid, ha sido uno de los señalados en el entorno culé tras el partido. No precisamente porque no jugara bien (tampoco fue su mejor partido), sino porque no son pocos en el Barça los que están cansados de ver como el núcleo duro del vestuario parece estar siempre por encima de todo.

En especial Gerard, al que muchos hace ya tiempo que tienen ‘cruzado’ por su frenética actividad fuera de los terrenos de juego. Frases como “¿sabes lo que hizo la otra madrugada?” o “Está más pendiente de sus negocios que de la pelota” hace ya tiempo que circulan por las redes. No es ningún secreto que, como pasaba con Valverde, jugadores como Piqué acaban teniendo el poder del vestuario y son ‘intocables’.

Eso ha provocado que, por mucho que Quique Setién llegara con ganas de darle la vuelta a la situación, se haya encontrado con un vestuario en el que las vacas sagradas mandan más que nunca (aunque siempre que pueden corren a decir lo contrario), enfrentadas además a una directiva que no hace otra cosa que tomar decisiones negativas de forma encadenada. El lío en el Camp Nou es más que evidente. Y ojo porque se espera un verano movido en este sentido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad