Piqué, Messi, Suárez | EFE

Piqué pacta con Messi (y Luis Suárez) un cambio de cromos en el Barça

stop

Los capos del vestuario azulgrana mueven ficha

25 de octubre de 2018 (13:33 CET)

Gerard Piqué fue uno de los protagonistas de la victoria del Barça la pasada noche ante el Inter de Milán en el Camp Nou. También Suárez que, pese a no marcar (y ya van muchos partidos sin hacerlo, demasiados), se puso el equipo a la espalda.

Y es que el Barça tuvo que hacer frente a los italianos sin su máxima estrella, Leo Messi, que vio el partido desde la grada junto a su hijo. Y lo que vio le gustó. Tanto es así que él, el uruguayo y el central catalán han llegado a un pacto que implica un cambio de cromos en la plantilla de Enresto Valverde: Arthur gana mucho peso mientras Ousmane Dembélé cae en picado.

El cambio de cromos

Lo cierto es que hace ya unos cuantos partidos que Valverde ha confeccionado un centro del campo muy al estilo Barça: Sergio Busquets, Rakitic y Arthur. Probablemente, la media más pelotera que tiene a su disposición.

Durante los primeros partidos de la temporada fue Coutinho el que acompañó al croata y al catalán en la media y era Dembélé quien ocupaba la banda izquierda  en el ataque. Un sistema en el que el brasileño no se sentía cómodo.

Con el paso del tiempo los pesos pesados fueron presionando al vasco para que sentara a Ousmane y apostara por Arthur en la media y Coutinho en el tridente atacante. Les hizo caso, y el resultado ha sido mejor incluso de lo esperado.

Los azulgrana han vuelto a recupera el balón y ha hacerlo circular rápido y bien. Arthur, que no pierde una pelota ni queriendo, toca y toca sin parar. Muchos ya hablan incluso de que es el ‘nuevo Xavi’. Falta mucho para eso, pero apunta maneras el carioca.

Arthur | EFE

Y ayer lo volvió a demostrar. De esta forma, lo que empezó como una prueba, parece que a partir de ahora será algo habitual. Dembélé no estará en los partidos grandes en el once. Los capos han desmotado tener razón. El Barça juega mucho mejor sin él en el campo.

Está más que sentenciado

Y en la cúpula lo sabe. De hecho, ya no es ningún secreto que la idea es vender al francés este mismo verano. Reconocen que ha sido un fichaje erróneo y que, encima, los problemas de actitud del galo no ayudan tampoco a darle muchas más oportunidades.

Dembélé | EFE

Arthur, en apenas tres meses, le ha comido todo el terreno a un Dembélé que ayer no jugó ni un solo minuto. Síntoma de que algo no va bien con el extremo. Arthur, por el contrario, se ha ganado la bendición de Messi y el resto. Y, como se vio ayer, también la del Camp Nou, que le dedicó una sonora ovación cuando fue sustituido. Hay un nuevo héroe en la capital catalana. Y también un nuevo villano.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad