Piqué| EFE

Piqué o “Van a por ti”. Lío (y de los gordos) en Barcelona

stop

El central catalán está en el punto de mira en el Camp Nou

07 de marzo de 2019 (12:29 CET)

​Gerard Piqué está feliz, muy feliz, tras ver como el Real Madrid se ha quedado prácticamente sin opciones (solo queda la Liga, y los de Santiago Solari están a 12 punto del Barça) a principios del mes de marzo.

Gerard Piqué, Luis Suárez y Leo Messi | EFE

Fueron ellos, el Barça, quien eliminó al Madrid de la Copa del Rey y quien también dejó casi sentenciada la Liga tras su victoria en el Bernabéu el pasado domingo. Sin embargo, fue el Ajax quien apuntilló a los de Chamartín el pasado martes con una dolorosa derrota en Champions.

Una derrota que ya está empezando a tener consecuencias. Y las que vendrán. Ya están apareciendo nombres de posibles técnicos y posibles galácticos. Sin embargo, la sonrisa que tiene a día de hoy Piqué respecto al drama que se está viviendo en la capital española se le puede borrar de golpe.

El lío con Piqué en Barcelona

Y es que uno de los nombres propios del partido del Ajax fue el capitán, el central Matthijs de Ligt. El joven defensa holandés está en la agenda de muchos de los grandes de Europa, entre ellas la del conjunto blaugrana.

No es para menos. Con apenas 19 años De Ligt demostró (una vez más) ante un equipo grande que está más que preparado para dar el salto a una plantilla y a una liga muchos más potente que la holandesa.

Matthijs de Ligt | EFE

En el Barça lo saben. Con Frenkie de Jong ya firmado y con el billete comprado para que llegue a Barcelona cuando acabe la temporada, falta ver qué decide hacer el club catalán respecto a Matthijs.

En la directiva tienen muy claro que, si definitivamente quieren reforzar la defensa con un central, el del Ajax es la única opción. El problema es que no será barato. Como mínimo, 70 millones. De ahí las dudas.

En cualquier caso, en la directiva tienen muy claro que hay que encontrar cuanto antes un relevo para Piqué. La frase de “Van a por ti” ya corre por el entorno del central catalán.

No es ningún secreto que las relaciones entre el defensa y la directiva no son precisamente las mejores, y muchos lo quieren fuera. Y fichar a De Ligt sería una muy buena manera de borrarlo del mapa. O al menos, dejarle claro que ha llegado el momento de que pierda protagonismo. Un lío muy feo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad