Gerard Piqué | EFE

Piqué o el lío de celos con Messi que está matando al Barça

stop

Se avecina una guerra civil en el Camp Nou

31 de diciembre de 2018 (10:31 CET)

Sin duda, uno de los culebrones que ha marcado las últimas semanas del 2018 ha sido el de Jordi Alba y su renovación por el FC Barcelona.

El futbolista termina contrato en junio del 2020. Es decir, si en los próximos meses no renueva podríamos plantarnos a finales del 2019 con la situación en stand by. Y con el peligro de que se vaya con la carta de libertad.

En este sentido, cabe decir que en las últimas semanas hubo un acercamiento entre las partes. Pero todo quedó ahí, en un acercamiento. Josep Maria Bartomeu y compañía quieren seguir la filosofía que siguieron con otros jugadores. Es decir, posponer su renovación hasta la época estival.

Jordi Alba transmite calma

El catalán, mientras tanto, transmite tranquilidad en sus declaraciones. "Esto no depende sólo de mí, sino que también depende del club. Por mí que no quede, estoy muy tranquilo cuando juego. Cuando fiché por el Barcelona no era por dinero, decidí venir aquí por sentimiento y porque es mi casa. Al final no vale solo con decir que soy un gran jugador, lo que valen son los hechos. La fecha límite es cuando termine contrato", señaló el lateral izquierdo en su última aparición pública, antes de irse de vacaciones navideñas.

No obstante, hay un asunto que tiene al jugador con la mosca tras la oreja. Aunque apunte que está tranquilo, no pierde detalle de los movimientos que hace el club a su alrededor. Y no le gustan un pelo.

Nos referimos a la operación que podría poner en marcha el club culé en las próximas horas de la que informa el diario Sport. Según el rotativo, el Barça prepara una oferta descomunal por Adrien Rabiot, del Paris Saint-Germain.

El galo queda libre en junio del 2019. Es decir, a partir de este martes podrá negociar libremente con el equipo que quiera. Y el club culé está dispuesto a picar alto. Sabe que si no lo hace Florentino Pérez se lo llevará al Real Madrid.

La información que tiene loco a Jordi Alba

Por eso los responsables blaugrana preparan una oferta que según el medio es de cinco temporadas a razón de 10 millones de euros netos al año. Una cantidad a la que habría que sumar otros 10 ‘kilos’ en concepto de prima de fichaje. Todo ello siempre y cuando la madre del futbolista deje de elevar las pretensiones económicas de su hijo.

Adrien Rabiot | EFE

Es más: se dice que el Barça no descartaría pagar una cifra a modo de traspaso para llevárselo ya en enero. Una cantidad que a posteriori se restaría de la prima de fichaje del futbolista.

Y esta información, como es normal, tiene a Alba con un lío de celos impresionante. Y los pesos pesados comoo Leo Messi o Gerard Piqué lo saben.

El de L’Hospitalet no entiende que el club ande más preocupado por un futbolista que no sabe si encajará en el equipo que por los cracks que ya hay en la plantilla. Por los futbolistas de fuera que por los que se lo dejan todo en el campo cada fin de semana. Y ojo, porque tampoco se quedará mirando como los mandataros miman al resto y no a la plantilla. Esto no hará más  que subir las pretensiones de Alba. Y sino, pretendientes no le faltan.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad