Gerard Piqué y Leo Messi| EFE

Piqué no lo quiere. Messi no lo puede ni ver (o lío en el Barça: “Aquí que no venga”)

stop

El central catalán y el delantero argentino cierran las puertas del vestuario culé

19 de junio de 2018 (18:00 CET)

Gerard Piqué está en Rusia disputando el Mundial con España. Leo Messi hace lo propio con Argentina. Los dos están con la mente puesta en la competición pero, tal y como avisan desde su entorno, tanto el catalán como el argentino siguen muy de cerca las actualidad de los fichajes del Barça.

El caso es que en los despachos del Camp Nou se están gestionando varias operaciones. No sólo entradas ni salidas. Varios son los jugadores que acaban sus contratos de cesión y que Josep Mª Bartomeu está intentando colocar.

Pero es la figura de Douglas Costa la que más polémica despierta. Y es que el lateral brasileño ha acabado su cesión en el Benfica. El club portugués tenía la oportunidad de pagar 2.5 millones de euros para quedárselo definitivamente.

Douglas

No quieren ni verlo

Han dicho que no. No quieren saber nada de él. Un problemón para la directiva culé, que sabe que al carioca le queda un año más de contrato y que sabe también que el vestuario no quiere ni verlo.

Aquí que no venga” es una de las frases que circula estos días por el entorno del club catalán. Y es que tal y como cuentan desde el círculo cercano del Douglas, la intención del jugador es presentarse el primer día de pretemporada con el primer equipo.

Algo que la directiva, y también Ernesto Valverde, quieren evitar a toda costa. La idea es encontrarle un equipo que, como mínimo, le cubra la ficha. Si no es así, no se descarta darle la carta de libertad para así ahorrarse su sueldo esta próxima temporada.

No es el único

Pero Douglas no es el único jugador que se encuentra en esta situación. Otros cedidos como Marlon, Munir o Rafinha están igual. Ninguna de ellos está en los planes de Valverde, que quiere que el club se deshaga de ellos.

Ya lo advirtió cuando llegó: le gustan las plantillas cortas. Si puede tener 22 jugadores, mejor que mejor. Pero para ello el club debe encontrarle salida a todos los cedidos. O volverlos a ceder o venderlos. Pero el 'Txingurri', como buena parte del vestuario, ya ha dicho que no los quiere ni para la pretemporada.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad