| EFE

Piqué desatado o el feo al Real Madrid (y a Cristiano Ronaldo)

stop

El central catalán la lía en la celebración de la Liga

30 de abril de 2018 (14:41 CET)

Por fin. Tras muchos meses viendo como la Liga estaba cerca pero nunca acababa de llegar, el pasado domingo el FC Barcelona consiguió proclamarse campeón tras su triunfo ante el Deportivo en Riazor.

Los de Ernesto Valverde, con un Leo Messi, como siempre, determinante, se llevaron la victoria y consiguieron una Liga que se venía ganando desde las pasadas navidades.

Una Liga que, junto al título de Copa del Rey, hacen de esta temporada una de las mejores de la historia del club catalán. De hecho, este es tan sólo el octavo doblete que se consigue.

Gerard Piqué desatado

El caso es que una vez el árbitro pitó el final del encuentro, comenzaron las celebraciones. Y como es ya habitual en este tipo de ocasiones, Gerard Piqué fue uno de los miembros de la plantilla que más lo celebró.

Consciente de que buena parte del barcelonismo ha restado importancia a esta Liga y a esta Copa debido, en buena parte, al buen hacer del Real Madrid en la Champions League, el central quiso darle la importancia real que tiene un doblete y lo festejó cómo él mejor sabe: liándola.

El feo muy feo de Messi, Busquets, Piqué y Suárez que el Barça tapa (o “esto en el Real Madrid no pasa”) | EFE

Y en este caso el objetivo fue muy claro: el eterno rival. Piqué nunca ha tenido ningún problema en ‘mojarse’ en la guerra Barça y Madrid y en las celebraciones es donde se puede ver a un Gerard más crecido.

Las proclamas en contra de los de Zinedine Zidane y en contra del club blanco fueron, una vez más, la tónica habitual de una celebración en la que el catalán fue uno de los que llevó la batuta.

Confía en el Bayern de Múnich

Pero fue más allá. Al contrario de lo que muchos en el entorno del Barça piensan, el defensa está más que convencido que el Madrid caerá en Champions. El central considera que ya en el partido de ida se vio a un Bayern de Múnich superior, y que si los alemanes juegan igual, lo más probable es que los blancos no lleguen a la final.

Algo que, como bien sabe Piqué, haría temblar a un madridismo que lo está fiando todo a la competición europea. Si la ganan, harán historia. Pero si el Bayern remonta, algo de lo que Gerard está convencido, el ridículo de un año en blanco pasará mucha factura en el Bernabéu.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad