El mini short de Shakira la lía en el cole de Milan y Sasha (“¡Cómo va!”) | EFE

“Piqué arruinó a Shakira”. Lío muy feo (o el escándalo que va de boca en boca en Barcelona)

stop

El defensa del Barça o el peor mal de la cantante colombiana en España

16 de junio de 2018 (10:38 CET)

Está metido en todos los fregaos. Gerard Piqué no se pierde ni uno. Y su irritante necesidad de generar una polémica tras otra está dejando muchos muertos por el camino.

La primera fue Shakira. La madre de Milan y Sasha, los dos hijos que tienen la cantante y el futbolista, ha visto como su reputación iba cada vez a peor desde que se instaló en Barcelona.

La vida en la capital catalana, mucho más familiar, ha servido a Shakira para encarar las cosas de otra forma. Para desengancharse por un tiempo del show. Pero puede ser irreversible.

Shakira ya no es el top ventas de antaño. Las entradas para sus conciertos no se agotan hasta el mismo día de la función. Y ni eso. En España la situación es peor.

El hecho de que tantas personas la relacionen a Piqué ha propiciado que sus cuotas de popularidad caigan en picado. Como el interés de sus conciertos.

En España va a la baja por las constantes manifestaciones de Piqué sobre la situación política de Catalunya, a favor del derecho a decidir. En Barcelona, por las metidas de pata del defensa con el Barça: Shakira prefiere ni bajar del palco a celebrar los títulos, como hacen las demás mujeres de los cracks. 

Piqué arruinó a Shakira”, es una frase que empieza a ser recurrente en las redes sociales. Porque no solo el físico juega en su contra, ya tiene 41 años, sino también la mala imagen de su pareja.

En Barcelona, hay muchos aficionados que van más allá. Igual que ha arruinado la exitosa carrera de Shakira, dicen que Piqué está arruinando al Barça.

Esa forma de anteponer siempre sus intereses personales a los del club o los de su esposa terminan pasando factura. El último ejemplo ha sido La Decisión de Antoine Griezmann.

Piqué produjo el vídeo donde Griezmann decide su futuro. El catalán lo promocionó a fuego por las redes sociales. Y finalmente sirvió para dar una desilusión a los hinchas del Barça.

Muchos pensaron que estando Piqué detrás del documental, había opciones reales de que Griezmann fuese al Camp Nou. Nada más lejos de la realidad.

La imagen del Barça ha vuelto a quedar mermada, un año después de la fuga de Neymar al PSG (dónde Piqué también intervino de forma fraudulenta con aquel memorable “se queda”). Y las declaraciones del central sobre el presidente Josep María Bartomeu no ayudan.

“Me ha llamado esta mañana y estaba jodido porque el jugador no ha fichado”, dijo Piqué sobre Bartomeu.

Luego, trató de justificarse: “Me enteré que Griezmann se quedaba en el Atlético la misma mañana que se emitía el reportaje y se lo dije a gente del club. La directiva estaba enterada”.

“Lo que pasó es que hace unos meses, cuando se decía que podía venir al Barça, hablé con Griezmann y le propuse este formato para madurar el proceso de tomar la decisión, pero yo no estuve en su casa ni le he convencido de nada”, explica Piqué sobre cómo comenzó esta historia.

“No creo que sea ninguna falta de respeto al Barça”, sentenció el azulgrana, también molesto: “Me sorprende que alguien pueda dudar de mi barcelonismo. Soy culé desde que nací y siempre he proclamado mi amor a este club”.

Y cerró el debate con esta conclusión: “Sea una decisión económica o deportiva, ha decidido quedarse, pero el Barça no es un solo jugador y seguro que vendrán mejores jugadores”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad