Piqué apuñala a tres jugadores del Barça (y Messi le salva el cuello)

stop

El central busca cobijo en el argentino

La lista que corre por Barcelona liquida a Piqué (y a Shakira)  | EFE

13 de abril de 2017 (13:51 CET)

Enfadado. Gerard Piqué fue uno de los jugadores que llegaron más enfurecidos al vestuario después de la derrota ante la Juventus de Turín. Luis Enrique puso en sus botas toda la responsabilidad de la defensa, pero el catalán no dio abasto.

La zaga no estuvo bien posicionada en toda la primera parte y los errores defensivos le costaron media eliminatoria al FC Barcelona. Incluso los del central, que en el primer gol de Paulo Dybala ni siquiera reaccionó.

Pero Gerard apunta hacia los demás. Lejos de hacer autocrítica, el barcelonista lanza dardos envenenados a varios de sus compañeros.

Los señalados de Piqué

El '3'culé apela a la inmadurez de Samuel Umtiti para explicar algunos errores básicos en el partido del Juventus Stadium. Piqué opina que al francés todavía le falta recorrido para asumir lo que requiere ser el defensa titular en el equipo azulgrana.

También apunta a Jeremy Mathieu, a quién destroza asegurando que lo mejor del gao ya se vio en el Valencia. El canterano cree que su nivel está muy lejos de lo que se exige en el Barça y no entiende como puede ser titular en un partido tan importante como el del pasado martes.

No son los únicos. André Gomes, que no controló en ningún momento el centro del campo, también está en el punto de mira del central. Entre sus confidentes asegura que no es ni la sombra de Sergio Busquets y que ni de lejos André le da la confianza que otorga la presencia del de Badia.

Sergi Roberto tampoco se libra. Piqué subraya que el de la Masia no es lateral, y que en partidos importantes sus carencias quedan en evidencia. El pasado martes, sin ir más lejos, los italianos no dejaron de entrar por las bandas.

Unas opiniones, las de Gerard, que comparte con Leo Messi. Como también comparte el silencio sobre Javier Mascherano.

El tapado

El argentino también falló en la primera parte, cuando ocupaba la posición de Busquets. Desde el club también señalan al 'Jefecito' como uno de los culpables. Sin embargo, la amistad que le une a Leo hace que se cierren filas en torno a Mascherano. También que Piqué no se atreva a criticarlo.

El central catalán sabe que su actuación también le deja en la cuerda floja y encuentra en defender al compatriota de Leo una solución para quitarse de encima los focos y las 'miradas' de Messi. El argentino, por respeto, le cubre las espaldas. De momento.