Piqué alucina: “100 millones”. O el Barça mueve ficha

stop

El central del Barça y otros pesos pesados siguen con atención los movimientos del club en el mercado de fichajes

Barcelona, 28 de mayo de 2018 (16:10 CET)

Con la temporada de clubes concluida, el FC Barcelona sabe que tiene que dar un giro radical a su plantilla. Pese al doblete conseguido, la tercera Champions League del Real Madrid ha escocido mucho en el fuero interno y hasta leyendas como Carles Puyol han ordenado un cambio de dirección.

El mítico central apuntaba a la Copa del Rey como causante del desgaste azulgrana, pero de su crítica se desprende una realidad agobiante para el barcelonismo. Si los titulares se han visto obligados a jugarlo prácticamente todo esta temporada es porque la segunda unidad culé no ha ofrecido el nivel esperado.

Ernesto Valverde se ha visto obligado a contar con un máximo de 14 jugadores, y según avanza el año sus efectivos han ido reduciéndose por abandono de la causa, o destierro del técnico.

La perspectiva del Barça es recaudar 100 millones de euros con la salida de seis jugadores

Para corregir este defecto de planificación deportiva, la secretaría del Barça está dispuesta a hacer una limpieza del vestuario, pero las perspectivas que se contemplan provocan la desilusión entre los pesos pesados del equipo.

“100 millones de euros”, es la cifra total que se espera recaudar con las ventas. Y los jugadores más críticos con la directiva como Gerard Piqué alucinan. Es un precio de saldo por tantos jugadores tal y como está el mercado actual.

André Gomes tiene los días contados en el FC Barcelona | EFE

Pero por mucho que la cantidad a recaudar escueza en las filas del Barça, la realidad es que no se puede aspirar a más. Con jugadores como André Gomes, Alcácer o Aleix Vidal sólo pueden esperar recibir lo mismo que se pagó en su momento, y a otros como Munir o Mina tendrán que regalarlos.

Los ex jugadores del Valencia, Gomes y Alcácer, saldrán sí o sí tras su paso insustancial por el Camp Nou. La idea del Barça es lograr sacar 30 millones de euros por cada uno, confiando sobre todo en la fuerza de Jorge Mendes para colocar a sus jugadores portugueses, y en el hecho de que los delanteros son pieza codiciada en el mercado.

En el caso de Vidal, esperan que su caché siga teniendo fuerza en la Liga, llegando a sacar 10 millones de euros por él en una venta al Sevilla o Valencia. Los 30 millones restantes, por tanto, vendrían de la opción de compra del Inter por Rafinha.

Nadie está dispuesto a pagar el precio de Mina y Munir, por lo que se buscará una cesión para ambos. En el caso del central, para que complete su adaptación a Europa. En el caso del delantero, para apurar su último año de contrato y dejarlo salir libre en 2019.

Quedarían en la recámara las opciones de venta de Dénis Suárez y Gerard Deulofeu, pero con ambos, el Barça espera poder usarlos como moneda de cambio en las necesarias incorporaciones que tendrá que hacer en verano.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad