Pesos pesados del Barça presionan a Luis Enrique con Aleix Vidal

stop

La buena relación que une al de Puigpelat con varios de sus compañeros ha generado movimientos

Luis Enrique hace aspavientos en el momento de meter a Aleix Vidal en el terreno de juego | EFE

14 de octubre de 2016 (19:59 CET)

Aleix Vidal está más fuera que dentro del Barça. Por mucho que Luis Enrique insista –"muchos jugadores empezaron sin contar conmigo y terminaron siendo titulares; hay dos, tres o más casos en mi carrera y puede pasar de todo, pero no significa que eso sea fácil"–, el de Puigpelat tiene muy caro el hecho de poder asentarse en el Barça. Este sábado podría tener una nueva oportunidad contra el Deportivo.

Los azulgrana reciben al conjunto gallego en el Camp Nou con la baja de Sergi Roberto, el preferido de Luis Enrique para el lateral derecho. Ello debería abrir las puertas de par en par a Vidal, el único lateral derecho que queda en la plantilla, pero también es cierto que otros jugadores, como Rafinha, pueden ocupar esa demarcación. Y no sería la primera vez en lo que va de curso que Lucho se inventa algún experimento: como un 3-4-3. Tampoco estará Jordi Alba.

Múltiples variantes

Desde el vestuario han salido voces, no demasiado altas, en defensa de Vidal, que mantiene una estrecha relación con algunos pesos pesados del equipo, como es el caso de Gerard Piqué. Los jugadores han dado a entender al cuerpo técnico que se sienten más cómodos con un 4-3-3 de toda la vida, aunque sea con los laterales suplentes, que con un sistema distinto. Más que poner en valor al defensa, lo que han hecho es mandar un mensaje claro: "No a los experimentos". 

Luis Enrique tiene la última palabra, pero no se descarta que vuelva a experimentar y plante una defensa de tres centrales –Mascherano, Piqué y Umtiti/Mathieu– con un centro del campo más poblado –Busquets, Rakitic/André Gomes, Iniesta/Arda y Rafinha/Denis– y los tres 'pepinos' del tridente azulgrana en la delantera. Aunque probablemente Messi sea suplente y Arda o Rafinha jueguen por arriba. Muchas dudas en la pizarra de Lucho, que no ha querido dar pistas. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad