Pep Guardiola puso un fichaje del Real Madrid sobre la mesa del Barça 

stop

El actual técnico del Manchester City nunca olvida su pasado barcelonista  

El técnico del Bayern, Pep Guardiola

21 de octubre de 2016 (13:55 CET)

Pep Guardiola no olvida al Barça. Nunca lo hará. Esté donde esté. Por muchas campañas de desprestigio que se hagan contra él en Barcelona, el actual técnico del Manchester City siempre proclamará su devoción por el club azulgrana, en el que triunfó como futbolista y, sobre todo, como entrenador. El madridista Toni Kroos lo sabe perfectamente. Hace dos años, el centrocampista alemán anunció al entonces técnico del Bayern que se iría al acabar la temporada. Guardiola intentó retenerlo, sin éxito. Asumida su marcha, le recomendó que fichara por el Barça y alertó al conjunto barcelonista de su situación.

Andoni Zubizarreta, entonces director deportivo del Barça, se planteó el fichaje de Kroos. Tenía buenos informes suyos y valora su calidad técnica. Luis Enrique, sin embargo, priorizó el fichaje de Ivan Rakitic, un jugador más rápido y físico. Zubizarreta agradeció la llamada de Pep pero renunció al alemán. Poco después, el Real Madrid hizo oficial su fichaje.

Imprescindible

Kroos, hoy, es un futbolista imprescindible para Zinedine Zidane. Es el mejor aliado de Modric, otro jugador de pierna suave. Hace una semana, Florentino Pérez renovó el contrato de Toni hasta el 30 de junio de 2022, convirtiéndole en el jugador alemán mejor pagado.

Luis Enrique, mientras, está encantado con Rakitic. En el Barça tiene menos llegada que en el Sevilla, pero se ha convertido en el complemento ideal de Messi en la banda derecha. El croata y ahora Sergi Roberto deben multiplicarse en labores defensivas y cubrir los espacios que deja el crack argentino, que arranca desde la banda derecha pero evoluciona hacia el centro. Por eso, el técnico asturiano renunció a Kroos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad