Pep Guardiola | EFE

Pep Guardiola pacta el fichaje por el City: “Se va del Barça porque no traga a Messi”

stop

El técnico catalán fija su objetivo en un crack culé

16 de octubre de 2019 (10:13 CET)

A Ivan Rakitic le ha cambiado la vida de un año para otro. El centrocampista ha pasado de ser un fijo indiscutible a ser poco más que un suplente habitual. El croata ha ido del todo a la nada.

Rakitic era un fijo imprescindible para Ernesto Valverde la temporada pasada. El Txingurri fue uno de los máximos responsables de que no saliera en verano de 2018. Llegaron ofertas muy suculentas al club, pero el míster exigió su continuidad. Y a lo largo de la temporada justificó sus deseos haciéndole jugar casi todo.

De hecho, Ivan no descansaba ni cuando llegaba el turno de las rotaciones. Era el relevo de Sergio Busquets. Y terminó el curso siendo uno de los más utilizados.

Rakitic | EFE

Pero este año todo ha cambiado. Rakitic ha pasado a ser un suplente habitual. Y no es de esos jugadores que siempre acaba entrando. Todo lo contrario.

Rakitic no cuenta

De los diez partidos que suma el Barça en lo que va de temporada, Rakitic solo ha sido titular en un partido, entró desde el banquillo en otros cinco, en tres no disputó ni un minuto y en otro no fue ni convocado. Y la situación tiene al croata al límite.

Hace semanas que el crack se está planteando salir del club. "Me quedan dos años de contrato y no hay mejor que sitio en el que jugar que el Barcelona, el mejor club del mundo, pero yo necesito jugar y no solo disfrutar de paseos por la ciudad y la playa", declaró recientemente, dejando claro que no está dispuesto a seguir si es para quedarse en el banquillo. Algunos incluso dicen que su relación con los pesos pesados del equipo se ha enfriado, pues considera que no están ejerciendo la presión para que juegue que sí llevan a cabo en cuando a otros jugadores del equipo. “Se va del Barça porque no traga a Messi”, comenta más de uno en los pasillos del Camp Nou.

Rakitic se deja querer

Tanto es así que ya ha empezado a escuchar cantos de sirena de otros clubes. Y no necesariamente para salir el próximo verano. Si en el mercado invernal aparece una buena opción, valorará seriamente hacer las maletas. Y hay un club de primera línea donde hace tiempo que le han abierto las puertas. Pep Guardiola es un declarado fan de Rakitic y considera que su juego se adaptaría a la perfección a su proyecto en el Manchester City.

Todo se andará de aquí a final de temporada. La situación del jugador puede volver a cambiar de la noche a la mañana. Pero si no lo hace, Guardiola ya ha pactado con los responsables del City que será uno de los futbolistas de los que tendrán en cuenta si es necesario reforzar el equipo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad